Hoy es 21 de diciembre de 2012. El sol luce en el cielo, el día parece tranquilo y, en definitiva, estamos vivos. En otras palabras, no se ha acabado el mundo. Ya lo decían científicos, políticos y los descendientes de los mayas: la fecha de hoy marca el fin de una era, no el apocalipsis. Pero seamos cautos, quizás el planeta contra el que algunos auguraban que íbamos a chocar o la lengua de fuego que nos iba a tragar a todos simplemente están siendo perezosos y al mundo le quedan, en realidad, sólo unas horas de existencia. En ese caso, os paso unos cuantos consejos que el cine nos ha enseñado para hacer frente al fin del mundo.

El fin del mundo según Roland Emmerich en ‘2012’




1. Huye de Norteamérica. 
Porque si un meteorito está a punto de derribar la Tierra o una nave extraterrestre quiere aterrizar en nuestro planeta, o incluso si un destructivo terremoto va a comenzar, ya sabes dónde lo hará: en los Estados Unidos de América.
Ejemplos: ‘Armageddon‘, ‘Deep Impact‘, ‘Mars attacks‘, ‘2012‘.


2. Si por casualidad conoces a Will Smith, quédate a su lado.
Porque ya nos invadan los alienígenas o los infectados con un virus letal, Will Smith sobrevivirá.
Ejemplos: ‘Independence Day‘, ‘Soy leyenda‘, ‘After Earth‘.


3. Pide ayuda a Bruce Willis.
Porque ya se las apañará para evitar la colisión de un meteorito o un apagón electrónico.
Ejemplos: ‘Armageddon‘, ‘Jungla 4.0.

4. Si estás soltero/a, elige bien a tu compañero/a de apocalipsis.
Porque en esos momentos de caos y tensión, puede surgir el amor.
Ejemplos: ‘Independence Day‘, ‘2012‘, ‘Mars attacks‘, ‘El día de mañana‘.

5. Si se trata de una invasión alienígena, no temas.
Porque los extraterrestres encontrarán su fin de manera natural.
Ejemplos: ‘Señales‘, ‘La guerra de los mundos‘.


6. Si se trata de un desastre natural, vete pensando que toca mudanza.
Porque ni tu casa, ni tu barrio, ni tu ciudad, ni siquiera tu país, seguirán allí cuando todo acabe.
Ejemplos: ‘El día de mañana‘, ‘2012‘.

7. Si no eres familia del héroe, te has incorporado al grupo a última hora o eres compañero de trabajo… ya lo siento.
Porque eso significa que seguramente no sobrevivas al apocalipsis.
Ejemplos: todos.

8. Si el director de tu película suele presumir de extravagante y, además, es europeo…
Ni los científicos de la NASA podrán salvar al mundo de su último día.
Ejemplo: ‘Melancolía‘, de Lars Von Trier.

Para más información sobre el apocalipsis y cómo sobrevivir a él: crítica de ‘2012’.