En un mundo en el que las secuelas y los remakes están a la orden del día y la imaginación escasea, o, dicho de otro modo, Hollywood busca repetir las fórmulas que le aseguraron el éxito antaño para no perder sus ahorros, se da un caso curioso: el plagio de los carteles de cine. Desde siempre, pero quizás ahora más que nunca, se han diseñado pósters de películas que recordaban mucho a los de otros filmes anteriores. Plagio, inspiración o pura coincidencia, lo cierto es que son pocos los carteles verdaderamente originales que llegan a los cines. El último caso es el de ‘Noche de miedo‘, una película de terror adolescente con un vampiro como villano cuyo cartel imita descaradamente al de la fabulosa ‘No es país para viejos‘. Ya le gustaría a Colin Farrell parecerse a Javier Bardem…

Así las cosas, con la excusa del estreno este viernes de la citada ‘Noche de miedo’, ahí va una breve recopilación de los pósters de este 2011 con menos ingenio, y su posible porqué.


1. Es la misma historia, y queremos que el espectador lo sepa.

La historia del vigilante de un museo que se topa con que las estatuas cobran vida no varía mucho, en la práctica, de la del cuidador de un zoológico que descubre que los animales hablan. Además, si en las dos cintas el protagonista es el actor cómico de moda, ¿para qué diseñar un póster diferente?

El argumento de ‘Tiburón’ y ‘Piraña 3D’ es similar: un bicho marino atemoriza a los bañistas de un idílico lugar. Lo que cambia es la calidad de la película: mientras que la primera es una obra maestra del cine, la segunda se limita a remake palomitero.

2. Una comedia-drama con estrellas en el reparto.

No creo que quienes diseñaran el póster de ‘El castor’ tomaran como referencia el de la comedia ‘Porque lo digo yo’, al fin y al cabo, ¿quién la recuerda? Más bien imagino que el hecho de que sus carteles se parezcan se debe a pura coincidencia: se lleva mucho el hacer el cartel con imágenes de la película.


3. Dos historias de amor.

Que la primera sea una típica comedia romántica mientras que la segunda se acerca más al drama íntimo no es obstáculo para que sus carteles sigan el mismo esquema.

4. Llega el héroe.

Uno es un superhéroe y el otro… el otro hizo de James Bond. A uno le da fuerza su martillo, y el otro… el otro lleva un brazalete muuuy extraño. Pero a ninguno de ellos queremos que se le vea de frente para generar más misterio.


5. Y así se hizo con el poder.

O cómo lucharon por su libertad el Che y el César de ‘El origen del planeta de los simios‘.


6. Será una broma, ¿no?

¿Qué pueden tener en común ‘El club de la lucha’ y la comedia ‘Carta blanca’? ¿¿¿Qué???