¿Sabéis cuándo estáis viendo una película y tenéis ganas de que termine pronto? A mí me acaba de pasar con 30 minutos o menos, la nueva comedia dirigida por el realizador de la sorprendente ‘Bienvenidos a Zombieland’, Ruben Fleischer, y protagonizada por Jesse Eisenberg. No soy muy de este tipo de cine, pero le he cogido el gustillo a Eisenberg y por eso me animé a verla. Sin embargo, no me ha parecido ni especialmente divertida, ni especialmente original, ni especialmente gamberra. En realidad, no me ha parecido en absoluto especial.

Fleischer no acaba de definirse por un género concreto y en muchas ocasiones tiende al recurso fácil: es decir, el comentario grosero en lugar de la escena ingeniosa. No obstante, la trama avanza con buen ritmo, sin eternas escenas o giros argumentales que sobren. Una buena elección si no tienes nada mejor que hacer en la hora y media que dura.


Nota: 4 / 10

Para recordar:

Jesse Eisenberg, el único actor que hace que esta cinta merezca un pelín la pena. 

El descubrimiento, por lo menos en lo que a mi biblioteca cinéfila se refiere, de Aziz Ansari

La referencia a Facebook, es decir, a ‘La red social’, donde Eisenberg interpretaba a Mark Zuckerberg. 

Algún diálogo más o menos ingenioso

Su corta duración: unos 80 minutos.

Para olvidar:

La sensación de que el director no tenía claro qué tipo de película quería hacer: ¿comedia soez? ¿cine negro? ¿parodia? 

Que las referencias sexuales que buscan la risa fácil parezcan metidas con calzador

Su final poco conclusivo

Que no la multen por incitar a conductas peligrosas al volante como multaron a ‘Larry Crowne’ por mostrar en su cartel a dos motoristas sin casco.