Cuando un intérprete tiene el peso suficiente en la industria para embarcarse en la tarea de producir películas, es lógico que termine dándole forma a un filme que sirve casi exclusivamente para su lucimiento. Al fin y al cabo, si la montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Sobre todo cuando la montaña parece haberse olvidado de él… Es lo que le ha ocurrido a Reese Witherspoon. Una década después de convertirse en la estrella de la comedia norteamericana y una de las actrices más pagadas de Hollywood, así como de ganar un Óscar por ‘En la cuerda floja’, la intérprete de Louisiana había caído relativamente en el olvido. Sigue actuando, pero en papeles menores (‘Mud‘) o películas de dudosa calidad (‘Esto es la guerra’). Por eso necesitaba dar vida a Cheryl Strayed en su épica caminata de 1.800 kilómetros a lo largo de la costa pacífica de Norteamérica.

‘Alma salvaje’, que protagoniza y produce, es el vehículo con el que recuerda a Hollywood y a los espectadores que sigue ahí, que es una buena actriz y que pocas como ella encarnan con tanta credibilidad a mujeres atenazadas por un trauma.

Reese Witherspoon en Alma salvaje

‘Alma salvaje’ adapta las memorias de Cheryl Strayed sobre la caminata que emprendió sola para encontrarse a sí misma después de perder repentinamente a su madre y arruinar su matrimonio. Recorrió 1.800 kilómetros a lo largo de la Costa Este de Estados Unidos, desde el desierto de Mojave en California hasta la frontera con el estado de Washington muy cerca de Canadá. Una dura prueba física, sin duda, para una mujer que no estaba acostumbrada a caminar; pero sobre todo un viaje espiritual que la ayudó a superar el fallecimiento de su madre y todo lo que vino después.

Reese Witherspoon es el alma, nunca mejor dicho, de esta película, ya que sobre ella recae todo el peso de la trama y lo aguanta con la misma aparente facilidad con que la verdadera Cheryl soportaba su gigantesca mochila un día sí y otro también.

La actriz demuestra carisma y credibilidad suficientes para protagonizar casi el cien por cien de los planos de la película. Se desprende del maquillaje y se desnuda ante la cámara para dejar constancia del cansancio y la debilidad que azotan al personaje, pero en su rostro se refleja la determinación de llegar al destino cueste lo que cueste. El espectador enseguida empatiza con ella y asiste encantado a la evolución del personaje.

Laura Dern en Alma Salvaje

Se trata, en lo que a premios se refiere, de una merecida nominación al Óscar y al resto de galardones más relevantes de la industria (Globo de Oro, Bafta, SAG y Critics’ Choice).

Pero Reese Witherspoon no está sola, al menos no todo el tiempo. Laura Dern interpreta a la madre de Cheryl en un brevísimo papel que sin duda deja huella. En la piel de Bobbi irradia ternura y comprensión con un casi imperceptible matiz de amargura que hace merecedora, también, su candidatura al Óscar a la mejor actriz de reparto.

El tercer gran acierto de ‘Alma salvaje’ es, a mi juicio, el montaje. A medida que asistimos al desafío de Cheryl vamos uniendo las piezas de un puzzle que revelan hasta qué punto había algo roto en su interior y comprendemos, entonces, el significado de realizar esa dura prueba física.

‘Alma salvaje’ es el segundo largometraje del canadiense Jean-Marc Vallée después de ‘Dallas Buyers Cluby con él vamos conociendo su estilo propio tanto a la hora de dirigir como a la de montar. Vallée logra hacer de un material que parece destinado a telefilme de sobremesa una película conmovedora y en cierto modo desgarradora. O, dicho de otro modo, un melodrama acertado que llama a verlo una segunda vez.

Reese Witherspoon en Alma salvaje


Nota: 7 / 10

Para recordar:

La recuperación de Reese Witherspoon

La ternura de Laura Dern

El uso de la voz en off

Que anime a ponerse las botas y echar a andar

Para olvidar:

Que al tratarse de un viaje de superación personal y crisis existencial, como tantos otros en el cine reciente, pueda ahuyentar a muchísimos espectadores; mientras que a quienes le damos una oportunidad, no nos sepa a nada nuevo