Quién pudiera tener un DeLorean. Ese podría ser el título alternativo deBack in time, el documental sobre ‘Regreso al futuro que se estrenó en Estados Unidos el 21 de octubre de 2015, como no podía ser de otra manera tratándose de una fecha icónica, y que aquí podemos ver si adquirimos el DVD a través de Amazon. El filme, sobre el que cuando escribí estas líneas aún albergaba la esperanza de que llegara a España, es un proyecto del director novel Jason Aron concebido no tanto como homenaje a una de las principales películas de culto de los 80 sino como homenaje a los millones de fans que 30 años después seguimos disfrutándola como el primer día.

‘Back in time’ recoge los testimonios de los responsables de la trilogía, como el productor, Steven Spielberg; los guionistas (Bob Gale y Robert Zemeckis, este último también director); el compositor, Alan Silvestri; y, por supuesto, los actores (Michael J. Fox, Christopher Lloyd, Lea Thompson, Claudia Wells, James Tolkan…) Con sus declaraciones nos hacemos una idea de cómo se gestó el viaje en el tiempo de Marty McFly y qué complicaciones surgieron durante el rodaje. En este sentido, vemos algunas imágenes de las cinco primeras semanas en las que Eric Stoltz, y no Michael J. Fox, interpretaba el rol principal.

Eric Stoltz en Back in time

Pero lo más interesante del documental ‘Back in time’ no son las anécdotas que, por cierto, muchos incondicionales de la saga ya conocíamos, sino el hecho de que pone de relieve lo trascendental que ‘Regreso al futuro’ ha sido para una generación. Así, en la película de Jason Aron conocemos a un grupo de fans de la película de 1985 que coleccionan objetos relacionados con ella y sobre todo DeLorean. Y cuando digo DeLorean, me refiero a la máquina del tiempo que en la ficción construyó Doc Brown, es decir, un coche con sus añadidos, sus tubos, y, cómo no, su condensador de fluzo. En otras palabras, lo que todos tenemos en la mente cuando escuchamos la palabra ‘DeLorean’.

En ‘Back in time’ descubrimos varios de ellos y conocemos a sus creadores, incluido un patriarca que tiene en su jardín uno de los auténticos vehículos que se utilizaron en la trilogía (los otros dos que resisten el paso del tiempo pueden verse en los parques temáticos de Universal en Los Ángeles y Florida). Pero también conocemos a una pareja que ha construido un aeropatín que realmente funciona.

DeLorean

Con las historias de estas personas nos damos cuenta del tremendo efecto que una película de aventuras en principio inofensiva ha provocado alrededor del mundo, convirtiendo el citado DeLorean, el condensador de fluzo o el reloj de la torre en iconos del cine que, como dice Steven Spielberg, sabe a palomitas. Y convirtiendo la vida de ciudadanos anónimos en un homenaje continuo a la historia que idearon Gale y Zemeckis.

Asimismo, ‘Back in time’ rescata declaraciones del tipo ‘es la película perfecta’ o ‘el guión es redondo’ que acentúan la sensación de que el filme de Zemeckis es realmente una obra maestra, y que a quienes la guardamos en un lugar privilegiado de nuestra filmoteca nos hace amarla aún más. Porque una cosa está clara, te guste o no la ciencia-ficción y la comedia, ‘Regreso al futuro’ es un filme en el que todo encaja y donde nada sobra ni nada más hace falta. Por eso sirve de ejemplo de escritura de guión a pesar de que el protagonista, Marty McFly, no tiene un arco argumental definido como marca la norma.

La cuestión es que ‘Regreso al futuro’ es una película inolvidable merecedora de todos los homenajes. Pero este, el de ‘Back in time’, va dirigido a nosotros, los fans.

Michael J. Fox en Back in time


 Nota: 7 / 10

Para recordar:

Las tomas de Eric Stoltz y las promesas de Robert Zemeckis: algún día veremos el material completo y ‘Regreso al futuro’ no tendrá secuela ni remake mientras él viva.

Las distintas versiones de la sintonía de ‘Regreso al futuro’ que se escuchan durante el metraje.

Para olvidar:

Que parezca que la ambición de los fans consista, exclusivamente, en conducir su propio Delorean / máquina del tiempo.