Cada cierto tiempo el cine presencia como varias películas estrenadas casi al mismo tiempo cuentan la misma historia. Ocurrió, por ejemplo, en 1994/1995 con ‘Tombstone:la leyenda de Wyatt Earp’ y ‘Wyatt Earp’; o en 2005/2006 con ‘Truman Capote’ e ‘Historia de un crimen’, ambas sobre la gestación de la novela ‘A sangre fría’. El último caso le ha tocado a la comedia romántica sobre amigos que se acuestan juntos sin emociones de por medio. Este argumento ha servido de base para ‘Sin compromiso‘, con Natalie Portman y Ashton Kutcher, y Con derecho a roce‘, con Mila Kunis y Justin Timberlake, películas que también coinciden en su claro propósito de romper las reglas del género romántico. Sin embargo, aunque las dos resultan ingeniosas y divertidas, es ‘Con derecho a roce’ la que de verdad nos sorprende.

¿Sólo amigos?

Con derecho a roce (Friends with benefits)‘, 2011, Estados Unidos.
Director: Will Gluck.
Guionistas: Keith Merryman, David A. Newman y Will Gluck.
Reparto: Justin Timberlake, Mila Kunis, Patricia Clarkson, Jenna Elfman, Richard Jenkins y Woody Harrelson.
Tratando de evitar los clichés de las comedias románticas de Hollywood, Jamie, una cazatalentos (Mila Kunis), y Dylan, el editor de una revista a quien ha ‘cazado’, deciden acostarse juntos sin que eso suponga el fin de su amistad. Pero no será tarea fácil.

Puestos a comparar, ‘Con derecho a roce’ es más divertida que ‘Sin compromiso’, sus diálogos resultan más frescos y, lo más importante, la pareja protagonista tiene muchísima más química que los más bien sosos Natalie Portman y Ashton Kutcher. Incluso, incluso, puede parecer un pelín más realista…

¿Sólo amigos?

‘Con derecho a roce’ no pretende ser la clásica comedia sobre amigos que acaban enamorándose, sino que busca darle una vuelta de tuerca al género, y, para eso, se ríe de los clichés mil veces vistos en las películas románticas. Con la inclusión en la historia de una falsa película tan pastelera que hasta te da ganas de vomitar (protagonizada, por cierto, por el cada vez más de moda Jason Segel y Rashida Jones), ‘Con derecho a roce’ se mofa desacaradamente de la previsibilidad y situaciones inverosímiles de estas cintas.

Sin embargo, y éste es uno de sus principales fallos, el filme de Will Gluck (‘Rumores y mentiras’) acaba derivando hacia ese tipo de películas, tornándose cada vez más y más predecible. Era inevitable: si estás haciendo una comedia romántica, tu producto acabará siendo una comedia romántica. Y eso a pesar de un arranque prometedor, con una primera media hora ingeniosa, con fuerza y muy, muy divertida. Impagable es la escena del primer encuentro sexual de los dos protagonistas, donde el romance deja paso a la honestidad y seguro que provoca en el espectador más de una carcajada -a mí me pasó-.

Mmm… parece ser que algo más que amigos

No obstante, aunque la inteligencia y el ritmo del filme decaigan en sus últimos minutos, la historia entretiene de principio a fin y la pareja formada por Justin Timberlake y Mila Kunis resulta hasta un poco adictiva. Ésa es la verdadera razón de que haya disfrutado tanto con ‘Derecho a roce’: la química entre Timberlake y Kunis parece tan real que de verdad te crees que sean tan buenos amigos y disfrutas con cada escena que comparten. Además, queda claro que Mila Kunis es uno de los jóivenes talentos a tener en cuenta y que Justin Timberlake hizo bien cuando abandonó la música por el cine.

En cuanto a los personajes secundarios, todos sabemos ya que sus papeles suelen quedar bastante reducidos en este tipo de historias, por lo que no deberíamos alarmarnos con las breves apariciones de los grandes Richard Jenkins, Patricia Clarkson y Woody Harrelson. Además, dadas las circunstancias, salen victoriosos -salvo Clarkson, que se nos atraganta en más de una escena-.

Patricia Clarkson, su risa no convence

En definitiva, ‘Con derecho a roce’ está recomendada para aquellos que aún disfrutan con las comedias románticas, pero también para los que buscan situaciones hilarantes, referencias populares y una pareja con encanto.

Nota: 6 / 10

Para recordar:
¿Homenaje a ‘Friends’?

– Lo bien que se le da la comedia, y también compartir escenas en pantalla, a Justin Timberlake y Mila Kunis.

– El primer encuentro sexual entre los dos protagonistas: hilarante.

– La aversión hacia las ‘típicas’ comedias románticas sintetizada en esta frase: “Te odio, Katherine Heigl”.

– Las numerosas referencias a la cultura popular: Katherine Heigl, Harry Potter, ¿’Héroes’?, ¿’Friends’?, las aplicaciones del iPhone…

Para olvidar:
Jenkins, Harrelson y Timberlake al rescate

– Que con un inicio tan prometedor y subversivo la película acabe convirtiéndose en la ‘típica’ comedia romántica.

– Los clichés que bien podrían haberse ahorrado: el de la hermana comprensiva y simpática, la madre hippy, la charla reveladora del padre…