Antes de que ‘El chico del periódico‘ recalara en nuestro cines, de la cinta se comentaban dos detalles: uno, que iba a ser el primer proyecto anglosajón del director Pedro Almodóvar; y dos, el abucheo que recibió tras su proyección en el festival de Cannes. Habiéndola vista, uno entiende fácilmente por qué el manchego pudo interesarse por esta historia y por qué el público de Cannes consideró un insulto su participación en el certamen. ‘El chico del periódico’ es provocadora, violenta, explícitay también ridícula, pretenciosa y desigual. No deja indiferente, pero su turbadora historia llega empaquetada en una narrativa excesiva y vulgar que convence a pocos.

‘El chico del periódico’ (The paperboy). 2012. EE. UU.
Dirección:
Guión: y , sobre la novela de Peter Dexter.
Reparto: , , ,

, , y .
En los años sesenta, un periodista (Matthew McConaughey) regresa
a su pueblo natal para investigar el caso de un condenado a muerte
(John Cusack). Cuenta con la ayuda de su hermano (Zac Efron) y de una mujer (Nicole Kidman) que se ha enamorado del reo sin
haberlo visto. 

‘El chico del periódico’ retrata a un variopinto grupo de personajes en el marco de una investigación criminal. El problema es que ni el guión ni la dirección de Lee Daniels consiguen centrar la trama, y así uno no sabe de qué va exactamente la película.

La investigación permanece la mayor parte del tiempo en un segundo plano hasta el punto de que incluso se cierra con cierto desprecio por el interés de pudo haber generado. Por otra parte, la voz en off de la criada de la familia Jansen y el propio título del filme conceden el protagonismo a un personaje, el repartidor de periódicos y benjamín de los Jansen, que no destaca hasta transcurrida buena parte del metraje.

Además, el argumento se ve salpicado de momentos de drama racial, homofobia y despertar sexual que hacen del conjunto un batiburrillo de situaciones extremas enlazadas sin ton ni son y nada aptas para sensibles a las imágenes explícitas.

Los héroes del filme, poco acertados

Charlotte

En realidad, podría decirse que ‘El chico del periódico’ cuenta la historia de Charlotte, la bizarra mujer que se enamora del condenado a muerte y a quien interpreta . Su interpretación es arriesgada y perturbadora, así como merecedora de la nominación al Globo de Oro y al premio del Sindicato de Actores a la mejor actriz de reparto.

Sin embargo, el grotesco encuentro sexual entre Kidman y su media naranja en el filme, a quien da vida John Cusack (aterrador, por cierto), convierten su personaje en una Barbie ridícula que incita a pensar por qué la actriz aceptó ese papel.

Grotesco

El problema no es la escena en sí, si no las pretensiones con que el director la filma. Pretensiones que aliñan todo el metraje, desde esa introducción a la voz en off que no aporta nada hasta el broche final que deja al espectador sin la mitad de las explicaciones que pedía.

El ritmo, por otra parte, es desigual, y la historia no atrapa hasta bien avanzada la trama.

John Cusack da escalofríos

 
Deja huella

En cuanto al resto de los actores, únicamente destaca sobre el resto. , el pretendido protagonista, lo intenta pero no convence en un papel que de todos fue escrito con desgana. sale del argumento tan rápido como entró y sin armar mucho jaleo. Y  no logra deshacerse de la sensación de encontrarse en la película equivocada.

De todos modos, ‘El chico del periódico’ es un filme que no se olvida fácilmente, ya sea por lo desagradable de sus imágenes, el arriesgado cambio de registro de Nicole Kidman o su grotesca brutalidad.

McConaughey, Efron y Oyelowo
Nota: 4 / 10

Para recordar:

  • John Cusack, escalofriante, y Nicole Kidman, esperpéntica.

Para olvidar:

  • Su vulgaridad, sobre todo cuando carece de significado (ejemplo: el remedio contra la picadura de medusas). 
  • La invisibilidad de Zac Efron durante la primera parte del filme. 
  • Que Matthew McConaughey esté tan desubicado.