El lado bueno de las cosas es la película de que la que todos hablan. Favorita al Óscar a la mejor actriz para Jennifer Lawrence y candidata a otras 7 estatuillas más, apuesta del todopoderoso Harvey Weinstein en la temporada actual de premios, primer filme en más de 30 años con nominación en las 6 categorías más importantes de los galardones de la Academia de Hollyood (película, dirección, actor, actriz, actor de reparto, actriz de reparto y guión)… Y, sobre todo, una comedia romántica que se aleja tanto de los convencionalismos del género que hay quien la considera la mejor película de 2012. Con razón.

El lado bueno de las cosas‘ (Silver Linings playbook). EE. UU. 2012
Dirección:
Guión:
Reparto: Bradley Cooper, Jennifer Lawrence, Robert De Niro, Jacki Weaver, Chris Tucker y John Ortiz.
Tras pasar ocho meses en una institución
mental por un episodio de violencia, Pat
(Bradley Cooper) regresa a casa de sus padres (Robert De Niro y Jacki
Weaver) determinado a tener una actitud positiva y recuperar a su
ex-mujer. Sin embargo, el mundo de Pat se trastoca cuando conoce a Tiffany
(Jennifer Lawrence), una chica con problemas y no muy buena fama
en el barrio. 

‘El lado bueno de las cosas’ cuenta la historia de un chico y una chica. Pero no es una historia corriente, ya que ellos tampoco son personas normales. Él, Pat, sufre un transtorno bipolar y ha estado encerrado varios meses después de agredir a un hombre al que… en fin, mejor que veas la película para saber por qué. Ella, Tiffany, es una joven viuda que ha encontrado en el sexo la vía de escape al dolor que siente tras la muerte de su marido. Ambos se sienten en cierta manera incomprendidos y dicen lo que piensan antes de pensarlo.

Pero la amistad que Pat y Tiffany, con sus altos y sus bajos, les enseñará que incluso en el día más nublado puede asomar un rayo de sol

Vuelta de tuerca

Lo que podría haber sido una original pero sencilla bonita historia de amor se convierte en algo más especial cuando descubrimos la obsesión del padre de Pat con el orden, lo insatisfecho que su amigo de toda la vida se siente con su matrimonio o la ternura del colega del psiquiátrico. También cuando comprobamos la cantidad de líneas de guión que merecen la pena ser recordadas o la perspectiva de David O.Russell, que rueda una comedia romántica sin aparentar que lo está haciendo.

Diría más. La realización de O. Russell, una de las claves del filme y bien merecedora de su nominación al Óscar, incluye los ingredientes habituales de las rom-com, es decir, el recelo inicial, las terceras personas, los secretos, los primeros celos, el baile… Pero lo hace con inteligencia y la firme atención de utilizarlos como elementos con capacidad de sorpresa y no simples clichés


Una maravilla interpretativa
 

Porque ‘El lado bueno de las cosas no tiene nada de cliché, empezando por sus personajes, a cada cual más estrambótico e interpretados todos ellos de manera formidable. Así, Bradley Cooper demuestra lo bien que le sienta un papel dramático y conquista a la audiencia con su optimista pero frágil Pat Solitano. Jennifer Lawrence se come la pantalla en prácticamente cada escena hasta el punto de que cuando no está, se la echa de menos. Robert de Niro es todo un arco iris de emociones en el mejor papel de los últimos años de su carrera. Y Jacki Weaver resulta sencillamente adorable. 

En resumen, el éxito de ‘El lado bueno de las cosas’ se debe a su original planteamiento, sus ingeniosos y divertidos diálogos, unas sólidas interpretaciones por parte de los actores principales y un David O. Russell que acierta en cada plano y movimiento con que construye la película. También en la agradable sensación de optimismo que transmite todo el filme y que, a como a Pat, nos anima a buscar el lado bueno en todo lo que nos rodea.

En otras palabras, ‘El lado bueno de las cosas’ es un filme redondo. Emotivo, divertido, ágil, memorable… Una de esas historias que desearíamos que nunca acabaran.

Nota: 8 / 10
Para recordar:
  • El descubrimiento de Bradley Cooper como actor dramático
  • El magnetismo que desprende Jennifer Lawrence en su personaje. 
  • En realidad, el reparto al completo
  • El momento ‘up, up, up’ de Robert de Niro: divertidísimo. 
  • La acertada dirección de David O. Russell.
Para olvidar:
  • Que las altísimas expectativas que lleva generando este filme desde el mes de octubre puedan arruinar su efecto.