Cuando en 2010 Celda 211 arrasó en los cines de todo el país para más adelante cosechar hasta 8 premios Goya, incluido el de mejor película, el director Daniel Monzón dejó el listón muy alto. Y ha tardado cuatro años en regresar a la cartelera. Lo hace con otro thriller de acción que también explora los dos lados de la ley. Una excelente película, El Niño, que sin embargo no produce la misma satisfacción que provocaba el filme carcelario. Demasiado extensa y un tanto difusa pero, al mismo tiempo, frenética, intimista y con una dirección sublime. Una buena excusa, en definitiva, para volver a ver cine español.

Jesús Castro es el Niño que da título al filme

El Niño‘. 2014. España
Dirección: Daniel Monzón
Guión: Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría
Reparto: Jesús Castro, Luis Tosar, Jesús Carroza, Saed ChatibyEduard Fernández, Mariam BachirBárbara Lennie, Sergi López, Ian McShane
El Niño y El Compi quieren iniciarse en el mundo del narcotráfico en el estrecho de Gibraltar, mientras Jesús y Eva son dos agentes de Policía antidroga que quieren dar caza al traficante conocido como El Inglés.

Se nota el efecto de ‘Celda 211’ en ‘El Niño’: la película de Monzón se ha convertido en la cinta española más taquillera en su primer fin de semana en lo que va de año, con 2,85 millones de euros recaudados. También tiene su tirón Luis Tosar, a mi juicio el mejor actor vivo de nuestro país; y seguro que también influyen los intensos ojos azules del debutante protagonista, Jesús Castro.

Pero no importa tanto que la gente vaya a ver la película cómo la satisfacción con la que salen del cine, y en ese punto ‘El Niño’ no defrauda. De hecho, es un ejemplo más de los buenos tiempos que vive el thriller español. Bien escrita e interpretada, con sus obligadas dosis de humor y romanticismo e intensas escenas de acción que dejan sin aliento.

Las persecuciones en helicóptero no tienen desperdicio

El guión que firman Daniel Monzón y su colaborador habitual Jorge Guerricaechevarría cuenta varias tramas que se suceden en el Estrecho de Gibraltar. Por un lado, están el Niño (Jesús Castro), el Compi y Halil, tres jóvenes que se inician como traficantes de droga; y por el otro, Jesús (Luis Tosar) y otros policías que intentan destapar una poderosa banda de narcotraficantes liderada por El Inglés (desaprovechado Ian McShane).

Las dos tramas se cruzan en varios momentos pero a lo largo de casi todo el metraje se mantienen separadas, lo que, junto con el fragmento romántico y algún diálogo muy largo, deja la sensación de ‘El Niño’ se anda por las ramas en lugar de ir directa al grano. Pero a pesar de ello no aburre.

Tres jóvenes en busca de dinero fácil

Porque lo que ocurre en El Estrecho, que al parecer se cuenta con bastante realismo (mucho más, por supuesto, que en ‘Celda 211’), resulta tan emocionante que al final es imposible desengancharse de esta historia. Los viajes en lancha, los marroquíes esperando con los fardos en la playa, las persecuciones en helicóptero, los registros en el puerto… Son todas ellas escenas que atrapan y nos dejan con ganas de saber más.

Reparto con nota

También a favor de que ‘El Niño’ no canse juegan un papel importante sus protagonistas. Luis Tosar es un grande haga lo que haga, de eso no hay duda, pero aquí se rodea, por si fuera poco, de otros monstruos del cine español como Eduard Fernández y Sergi López que hacen la película aún más apetecible.

Sergi López y Luis Tosar en un escenario que nos recuerda a ‘The Wire’ 

Y en cuanto a los novatos, no creo que Jesús Castro gane el Goya al actor revelación del año (el Compi, Jesús Carroza, le hace sombra en cada escena que comparten) pero sí engancha con su mirada, la chulería de su personaje y ese fondo amable que deja entrever.

En general, todos ejecutan un buen trabajo y, sobre todo, muestran cómo evolucionan sus personajes en una situación complicada, sin escapatoria y hasta mortífera.

Luis Tosar aporta intensidad a cualquier personaje que se ponga en su camino

Adrenalina y simpatía

Puede que a ‘El Niño’ le sobren minutos y le falte un pulido que conecte mejor las historias y ahonde en la subtrama de los eslavos. Pero es un filme espectacular cargado de adrenalina y simpatía; un paso más en el renacimiento del cine español y la consolidación de Daniel Monzón como uno de los grandes de nuestra tierra.

Nota: 7 / 10

Para recordar:

  • Luis Tosar, Eduard Fernández y Sergi López. Trío de grandísimos actores. 
  • El colegueo entre el Niño y el Compi
  • Las escenas de acción en el mar.

Para olvidar:

  • Su ritmo desigual.
  • Ian McShane desaprovechado.