En cuanto termina una temporada de premios, la web estadounidense awardsdaily.com presenta los primeros nombres que, según sus gurús, sonarán en la siguiente. Al principio son sólo uno o dos, ya que los aspirantes se van incluyendo a medida que se conocen sus trabajos, pero poco a poco la lista va creciendo. Hace un año, uno de los primeros títulos en figurar en la web fue ‘En un lugar sin ley’ (traducción muy libre del inexplicable ‘Ain’t them bodies saint‘) y con él sus dos protagonistas, Casey Affleck y Rooney Mara. Tiempo después, la película entró en el ranking del National Board of Review de las 10 mejores cintas independientes. Sin embargo, finalmente el filme que dirige David Lowery obtuvo pocos premios y quedó relegado al olvido. A la cartelera española, de hecho, llegó con más de medio año de retraso. Pero quienes recordábamos los primeros elogios no quisimos perder la oportunidad de conocer esta historia de pasión y culpa que vive una pareja separada por la cárcel. Puestos a ello, al principio nos maravillamos con la excelente fotografía de Bradford Young y una sutil dirección por parte de Lowery. Pero a medida que ahondamos en la trama descubrimos que el contenido no hace justicia a la belleza del continente.

‘En un lugar sin ley’ cuenta la historia de una pareja separada por un crimen del pasado

‘En un lugar sin ley’ (Ain’t them bodies saint). 2013. EE.UU.
Dirección: David Lowery
Guión: David Lowery
Reparto: Rooney Mara, Casey Affleck, Ben Foster, Keith Carradine y Nate Parker.
Bob y Ruth son una joven pareja de fugitivos en los años 70. Cuando Ruth dispara a uno de los policías que los están persiguiendo, Bob asume la culpa y es arrestado. Cuatro años después, escapa de prisión para recuperar a su mujer y a la hija que nunca ha conocido.







‘En un lugar sin ley’ es, sobre todo, una bellísima película de corte intimista con una trama muy prometedora: la del fugitivo que quiere reencontrarse con su familia pero ésta no lo desea. Sin embargo, el torrente de emociones que anuncia el argumento, y que incluye culpa, arrepentimiento, pasión o miedo, no es tal. Al final, los sentimientos ocultos no terminan de aflorar y las palabras que los personajes temen pronunciar no salen de su boca.

En ese sentido, la cinta de David Lowery puede resultar decepcionante. Uno espera más drama, o más tensión, o incluso un desenlace más provocador, sobre todo teniendo en cuenta el calibre considerable de los secretos que unen a los protagonistas (y aquí me refiero a quién disparó el arma).

Rooney Mara y Casey Affleck interpretan a la pareja protagonista

Lowery vs Malick

No obstante, y a pesar de que el desarrollo de la historia no cumple con las expectativas, el drama de Bob y Ruth atrapa y demuestra el enorme potencial que tiene Lowery como creador de historias y también como narrador.

Porque su sutileza a la hora de contar y el tono íntimo que aporta a cada plano embelesan al instante. De hecho, una de los comentarios más rápidos que pueden surgir al acabar de ver la película es lo mucho que el trabajo de Lowery recuerda al de Terrence Malick. Pero, eso sí, sólo en lo positivo, esto es, en la elegancia de las imágenes, los movimientos de la cámara y la relevancia de la fotografía (ganadora, por cierto, de un premio en el festival de Sundance). Porque, menos mal, Lowery, al contrario que Malick, sí concede minutos a que los personajes dialoguen entre ellos.

Una escena al estilo de Terrence Malick para arrancar la historia

Un casting acertado

Personajes, por cierto, que parecen escritos para los actores que les dan vida. Casey Affleck, Rooney Mara y Ben Foster despliegan su buen hacer en esta cinta, aunque en el caso de Mara parece que la actriz está a punto de encasillarse en papeles de mujeres introvertidas y con un lado oscuro. También agrada Keith Carradine, quien es capaz de inundar la escena con su gran carisma en unos pocos minutos.

Únicamente el desarrollo irregular de la trama y ese desenlace que sabe a poco, muy poco, impiden que ‘En un lugar sin ley’ se coloque entre los títulos independientes que más han agradado a esta que aquí escribe.

Ben Foster es el policía que quiere proteger a Ruth y su hija de Bob
Nota: 6 / 10

Para recordar:

  • Los actores.
  • La fotografía de Bradford Young.

Para olvidar:

  • Su previsibilidad.
  • El desenlace
  • Que David Lowery no quiera arriesgar