A pesar de que llevaba meses esperando ‘Guardianes de la Galaxia’ como agua de mayo, de que había visto sus tráilers una y otra vez y de que acudí al cine sabiendo que el trabajo de James Gunn ya había conquistado a millones de espectadores, nada más empezar la película pensé: ¿pero qué estoy viendo? Mucho personaje de aspecto imposible, saltos continuos de una localización extraña a otra aún más rara y un desarrollo de los acontecimientos en marchas muy rápidas me hicieron dudar de que el nuevo producto Marvel mereciera mi tiempo. Pero una vez me dejé llevar por ese universo colorido y me sumergí en la trama, comencé a disfrutar de la que es, quizás, la película de superhéroes con la que mejor rato he pasado.

Si a algo es fiel ‘Guardianes de la Galaxia’ es al espíritu de los cómics de superhéroes. Ese que arrastra al lector a mundos imaginarios plagados de aventuras y personajes estrafalarios que nada tienen que ver con su rutinaria realidad. Donde el vecino de al lado tiene la piel verde, los mapaches hablan y los árboles caminan entre la gente. Y un malo malísimo está a punto de hacer el mundo pedazos mientras el lector mira viñeta tras viñeta sin pausa.

Uno de los muchos e indescriptibles escenarios de la película

Así pues, James Gunn no se anda con miramientos y nos traslada a ese mundo fantástico sin darnos tiempo a adaptarnos. La acción arranca enseguida porque cada segundo cuenta. Puede que al principio nos sintamos un poco perdidos entre tanto ser extraño y no sepamos explicar qué es exactamente lo que está pasando, pero desde el momento en que el grupo se une ya no nos importa. Con la adrenalina de las persecuciones y la comicidad de las interacciones entre los ‘guardianes’ nos basta para disfrutar como niños de la película.

‘Guardianes de la Galaxia’ es divertida, mucho; ágil, muchísimo (nunca 121 minutos pasaron tan rápidos); y contiene una banda sonora inolvidable. Un dato: el ‘Awesome Mix Vol. 1‘, esa recopilación de éxitos de los 70 y los 80 que guarda Peter Quill como oro en paño, ha sido durante unas semanas el disco más vendido en Estados Unidos.

Peter Quill incluso se atreve a emular a Indiana Jones en este robo

Dinámica de grupo

Volviendo a la película, los guardianes que le dan título se ganan el cariño del espectador con facilidad. Todos ellos disponen de sus minutos de lucimiento personal, sus distintas personalidades encajan como un puzzle y al final se convierten en un grupo de esos donde cada fan tiene su preferido.

Peter Quill es el héroe a lo Indiana Jones; Gamora, la chica complicada; Drax, el atormentado; Rocket, la mente brillante; y Groot, el favorito de la mayoría (seguro) que además protagoniza la escena más comentada del filme y que sólo podrás ver si te quedas a los créditos.

Rocket y Groot, ‘bromance’ adorable

En ‘Guardianes de la Galaxia’ la dinámica del grupo funciona tan bien como en ‘Los Vengadores‘ pero no nos engañemos, al trabajo de James Gunn le faltan detalles por pulir para poder compararse con el filme de Joss Whedon. Entretiene a rabiar y nada más ponerse la pantalla en negro ya estás deseando verlo otra vez, pero se echa de menos un villano más carismático con un plan diabólico más consistente y, si nos ponemos quisquillosos, también una dosis más alta de drama y tormento para los héroes.

Gamora y uno de los numerosos secundarios de la trama, interpretado por un rubísimo Benicio del Toro

Sorprendente

Dice Robert Downey Jr., aka Iron Man, que ‘Guardianes de la Galaxia’ es la mejor película de la factoría Marvel estrenada hasta la fecha. En mi opinión exagera, pero no le discuto que el filme de James Gunn es una joya del espectáculo y el entretenimiento que además tiene el mérito de haberse ganado al público con unos héroes que pocos, muy pocos, conocían de antemano.

El legado de ‘Guardianes de la Galaxia’ a la saga Marvel es Thanos, el que será el gran villano de la próxima aventura de ‘Los Vengadores’

Nota: 7 / 10

Para recordar:

El ‘Awesome Mix Vol I.’

Groot.

El descubrimiento de Chris Pratt como héroe de acción.

Su agilidad.

La cantidad de escenas de acción que contiene la trama.

Para olvidar:

El poco interés que despiertan los villanos.

El doblaje al español.