Después de lanzarse a la dirección con más o menos suerte en ‘Corolianus‘, una adaptación moderna del clásico de William Shakespeare que le valió la nominación al Bafta al mejor debut, Ralph Fiennes vuelve a probarse como director, esta vez con Charles Dickens. EnThe invisible woman, el británico no adapta, sin embargo, una obra del popular escritor, sino que cuenta un aspecto de su vida que durante mucho tiempo permaneció oculto: la relación extra matrimonial que mantuvo con una mujer 27 años más joven, Nelly Ternan. El resultado es un cuidado drama de época en el que Fiennes demuestra talento tras la cámara pero que apenas logra mantener la atención del espectador más inquieto.

Felicity Jones y Ralph Fiennes son Nelly Ternan y Charles Dickens

The invisible woman‘. 2013. UK. 
Dirección: Ralph Fiennes,
Guión: Abi Morgan, a partir de la novela de Claire Tomalin.
Reparto: Ralph Fiennes, Felicity Jones, Kristin Scott ThomasTom Burke, Joanna Scanlan y Tom Hollander.
Adaptación de la novela biográfica de Claire Tomalin sobre la figura de Ellen ‘Nelly’ Ternan, la mujer que Charles Dickens mantuvo en secreto como amante durante los últimos años de su vida.








Charles Dickens contaba 45 años cuando conoció a Nelly Ternan, una jovencísima actriz de 18. Poco después iniciaron un romance que se prolongaría hasta la muerte del novelista en 1870. Aunque Dickens se separó de su esposa, su relación extra matrimonial se mantuvo siempre oculta por miedo a habladurías que perjudicaran la imagen y, por tanto, el trabajo, del famoso escritor.

El romance entre Dickens y Ternan fue un secreto incluso décadas después del fallecimiento de él. Sólo cuando hubo muerto el último hijo del novelista, en 1933, comenzaron a ver la luz relatos sobre su relación. Más adelante, en 1990, Claire Tomalin publicó una biografía de Nelly y fue entonces cuando la ‘mujer invisible’ dejó de serlo para el público general.

La película también supone el reencuentro entre Kristin Scott Thomas y Ralph Fiennes tras ‘El paciente inglés’

Desigual

Ese trabajo es el que Ralph Fiennes toma como referencia para su segundo filme como director. Y, aunque construye elegantes y sugerentes escenas, se esmera en la ambientación (‘La mujer invisible’ logró una nominación al Óscar al mejor vestuario) y él mismo interpreta a un convincente Charles Dickens en el apogeo de su carrera, la película no termina de convertirse en ese emocionante drama histórico que podía haber sido.

La dirección del británico, vistos varios minutos de ‘Coriolanus’ y esta ‘La mujer invisible’, se me antoja lenta, demasiado sobria y con ritmo desigual. Así, es difícil mantener el interés durante todo el metraje de la cinta, más cuando la trama tarda en arrancar (en la primera mitad del filme apenas suceden acontecimientos significativos) para acabar resolviéndose con prisas y sin alarde de emociones.

Este segundo trabajo del director Ralph Fiennes es, por lo tanto, una película para espectadores muy tranquilos que buscan deleitarse en los detalles (los trajes, los actores, la fotografía…) más que dejarse llevar por la narración de la historia. Y lo dice una que adora los filmes de ritmo pausado pero que con ‘La mujer invisible’ apenas ha podido contener los bostezos.

Ralph Fiennes es un magnífico Dickens

Convincentes

A pesar de esa falta de interés, el filme sobre Dickens y Nelly Ternan puede presumir de contener dos maravillosas interpretaciones. Una, la del propio Ralph Fiennes en la piel de uno de los novelistas más conocidos de la literatura universal, que logra transmitir la simpatía y el magnetismo que supuestamente tenía el autor y que cautivó a una mujer 27 años más joven que él. Y otra, la de Felicity Jones como esa joven actriz que lo deja todo para llevar una vida en las sombras junto al hombre que ama.

Ella es la auténtica protagonista del filme y, con sus gestos contenidos y sus miradas anhelantes, aporta la emoción que todo romance debe tener para resultar convincente. A estas alturas, Felicity Jones es ya una de las actrices más prometedores del panorama británico.

Felicity Jones, el alma de la película

Así las cosas, ‘La mujer invisible’ tiene esos destellos de calidad que la hacen merecedora de cualquier espectador, pero quizás es demasiado lenta, arrítmica y sugerente para maravillarlos a todos.

Nota: 6 / 10

Para recordar:

  • Felicity Jones
  • Para mí el descubrimiento del filme es Joanna Scanlan, que da vida a Mrs. Dickens.
Joanna Scanlan

Para olvidar:

  • Que a la media hora de metraje y sin grandes acontecimientos pero muchos paseos por la playa, el espectador pierda el interés por la historia. 
  • Su desenlace abrupto… si es que tiene desenlace.