Estamos más que acostumbrados a que un planteamiento original se convierta en un relato manido y a que proyectos muy sugerentes acaben causando decepción. Por eso a nadie le debería sorprender que ‘La extraña vida de Timothy Green‘, a pesar de un argumento ingenioso y un reparto de nivel, sea otra película Disney del montón, con sus estampas familiares idílicas, sus clichés del pequeño pueblo yanqui y su excesiva dulzura. Por eso, nadie debería sentirse especialmente defraudado. Aunque ello no evita pensar ‘qué manera más tonta de malgastar una buena historia’.

Los Green

La extraña vida de Timothy Green‘ (The odd life of Timothy Green). EE. UU. 2013.
Dirección: Peter Hedges
Guión: Peter Hedges, a partir de una idea de Ahmet Zappa
Reparto:

, , , , , y .
Cindy y Jim Green
sueñan con tener un hijo
. Cuando, inesperadamente, el joven Timothy aparece en la puerta de su casa durante una noche de tormenta,
Cindy, Jim y el pequeño pueblo de Stanleyville descubren que a veces lo
insólito puede ocurrir, aunque sea de manera pasajera.

‘La extraña vida de Timothy Green’ cuenta la historia de un matrimonio que no puede tener hijos y que, para superar su tristeza, decide imaginar cómo sería su hijo y enterrar esa descripción escrita en un libreta en una caja de madera en el jardín. Entonces la magia hace acto de presencia y las hojas de papel se convierten en un niño de carne y hueso. Eso sí, con brotes verdes en las piernas.

A partir de ese momento, los Green se proponen cuidar de Timothy sin cometer los errores de sus padres, pero, cosas de la vida, acaban comportándose como ellos. En definitiva, se trata de una trama familiar con elementos sobrenaturales donde esa faceta extraña pronto se difumina para ceder protagonismo a las lecciones que Cindy y Jim van aprendiendo de la paternidad.

Barbacoa familiar, cómo no

Porque ni el milagroso ‘nacimiento’ de Timothy ni su desaparición parecen generarle especial interés al guionista del filme, que prefiere construir escenas mil veces vistas con diálogos sosos a explotar la cualidad mágica de lo que podía haber sido un bonito cuento infantil.

Así, no será extraño que el espectador se harte de tanto tópico pasteloso y decida dejar la película antes de conocer la resolución final, que, por otra parte, se adivina desde la primera escena. Y para los que se quedan, ‘La vida de Timothy Green’ no aportará ni sorpresas ni emociones, aunque sí puede deleitar con su banda sonora y su escenografía otoñal.

En definitiva, la película de Peter Hedges, director y guionista que extrañamente cuenta con una nominación al Óscar en su haber, es una propuesta más de tarde en el sofá que a algunos calará con su mensaje positivo y a otros, como a mí, molestará lo justo.

Romance infantil-juvenil
Nota: 3 / 10

Para recordar:

  • El escenario: un paisaje repleto de hojas secas y una fábrica de lápices.

Para olvidar:

  • Las interpretaciones de Jennifer Garner y Joel Edgerton
  • La interminable lista de clichés
  • La escena de la reunión de vecinos.