‘Oh my Hulk’. Qué magnífico trabajo ha hecho Joss Whedon con ‘Los Vengadores’. Desde que comenzó a fraguarse la idea de reunir en un solo filme a los personajes de la Marvel, allá por 2008, las expectativas de los aficionados a los héroes de cómic fueron en aumento, al igual que nuestros miedos. Las historias de superhéroes generan grandes películas sólo en contadas ocasiones. ‘El caballero oscuro’ o ‘Iron Man’ son algunos ejemplos. Por eso, si crear un buen filme a partir de un personaje de cómic es tarea difícil, qué complicado debe serlo con seis. Sin embargo, Joss Whedon, que, además de dirigir, también firma el guión, consigue un sorprendente equilibrio entre los seis superhéroes protagonistas que deriva en un emocionante y divertido espectáculo en el que ni sobra ni falta nada.

Son seis superhéroes, seis. Unos más conocidos que otros, con distintos poderes o habilidades y procedentes de historias muy diferentes. Uno es un playboy multimillonario que depende de su armadura para sobrevivir (Iron Man); otro luchó en la Segunda Guerra Mundial y ha pasado más de 60 años dormido (Capitán América); un tercero es un científico con una debilidad destructiva (Hulk); un cuarto un dios de otro mundo (Thor); y los dos restantes son armas letales personificadas (Viuda Negra y Ojo de Halcón).

Aún así, a pesar de sus diferencias, los seis conforman un equipo de lucha bien compenetrado que debe salvar el mundo de un ataque alienígena, donde todos juegan un papel claro sin que ninguno destaque especialmente sobre el resto. Y ésa es la clave de que ‘Los Vengadores’ funcione.

Nick Furia, el reclutador

Este no es un filme de Iron Man, el Capitán América, Hulk o Thor, sino de los Vengadores como equipo. En ese sentido, todos los personajes protagonizan tanto momentos dramáticos e intimistas como secuencias de acción. Todos ellos juegan un rol esencial en la trama y cuentan con perfiles bien dibujados. Incluso Clint Barton / Ojo de Halcón, que es, quizás, el que goza de menos minutos en pantalla.

Salvado ese primer obstáculo de dotar de relevancia a cada uno de los miembros del grupo, Joss Whedon también sortea el segundo: el de controlar el ritmo. ‘Los Vengadores’ arranca a lo grande, con una secuencia de persecución que pone sobre la mesa la amenaza a la que se enfrentarán los héroes. Luego llega el momento de presentar a los protagonistas, sin prisa pero sin pausa, que ya los conocemos a todos pero queremos disfrutar igual de esas primeras escenas.

Thor y el Capi

A continuación le toca el turno a las alianzas y confrontaciones. Que si Iron Man contra Thor, que si Viuda Negra y Loki, que el Capitán América contra Tony Stark, que si Hulk contra Viuda Negra, que si Thor y Hulk… Hay para todos los gustos.

Hasta ese momento, Whedon demuestra un sensacional manejo del ritmo que asegura el entretenimiento y donde los momentos de mayor tensión de alivian fácilmente con bromas muy agradecidas. Pero es en la traca final donde el director corrobora su genialidad tras la cámara, con una magnífica secuencia de lucha perfectamente corografiada y con posibilidad de lucimiento para todos y cada uno de los Vengadores.

Loki, el villano de turno

Por otra parte, el guión, aunque no depara grandes sorpresas argumentales, sí que logra una versión mejorada de los héroes que ya conocíamos, salvo en el caso de Thor.

  • Loki, por ejemplo, por fin resulta atemorizante y, por lo tanto, comprensible como villano, cosa que no ocurría en ‘Thor’.
  • Viuda Negra pasa de su planísimo personaje en ‘Iron Man 2’ a convertirse en una espía con personalidad.
  • Iron Man y el Capitán América continúan en su línea, que ya era bastante buena.
  • A Ojo de Halcón sólo le habíamos visto unos segundos en ‘Thor’, por lo que no podemos comparar.
  • Por último, este nuevo Bruce Banner/Hulk es todo un acierto. Mark Ruffalo es el tercer actor en interpretar a La Masa, y, ya sabéis lo que dicen, a la tercera va la vencida. El guión muestra a la perfección esa dualidad entre el científico atormentado y el monstruo verde que disfruta machacando. Porque Hulk es precisamente eso: la Masa, un bicho enorme que destroza todo lo que encuentra a su alrededor sin detenerse sin pensar. Así de sencillo, y, en este caso también, así de divertido.

En cierta manera, ‘Los Vengadores’ es la película de superhérores perfecta. Entretenida, emocionante, con carisma y mucho humor, donde no hace falta una trama especialmente elaborada o personajes trágicos para que resulte memorable.

Los Vengadores


Nota: 8 / 10

Para recordar:

Las versiones mejoradas de Loki, Viuda Negra y Hulk.

Las notas de humor.

Que Robert Downey Jr. haya hecho suyo el personaje de Iron Man: imposible imaginar a otro actor en su armadura.

Que incluso escenas más propias de las historias individuales de cada personaje, como las que protagonizan Downey Jr. y Gwyneth Paltrow, encajen en el conjunto.

Para olvidar:

Que Thor pase bastante desapercibido.

Que no quede claro el por qué de la amenaza.

Para leer más:

Crítica de ‘Iron Man 2’ 

Crítica de ‘Thor’  

Crítica de ‘El Capitán América’