En el camino‘, de Jack Kerouac, es una de las obras cumbre de la literatura norteamericana del siglo XX. La novela está basada en hechos autobiográficos y cuenta los viajes que su autor emprendió junto a varios amigos por Estados Unidos y México entre 1947 y 1950. El libro está considerado la obra de cabecera de la generación beat, el grupo precursor del movimiento hippy, y muestra un estilo de vida romántico y bohemio. Con estos antecedentes, resulta lógico que la adaptación al cine de ‘En el camino’ haya suscitado una enorme expectación, más cuando el proyecto lo dirige , realizador brasileño descubierto con ‘Diarios de motocicleta’. Sin embargo, el resultado final deja mucho que desear. Con un sentido del ritmo pésimo, el filme pasa por diferentes escenas, a cada cual más estrambótica y carente de significado, sin un hilo conductor claro que permita hablar de una trama cerrada.

Sam Riley, Kristen Stewart y Garrett Gedlund, los viajeros protagonistas

En la carretera‘ (On the road). 2012. EE. UU.
Dirección:
Guión:
, a partir de la novela de Jack Kerouac.
Reparto: , , , , , , y .
Tras morir su padre, Sal Paradise (Sam Riley), un aspirante a
escritor, conoce a Dean Moriarty (Garrett Hedlund), un ex convicto de encanto
arrollador y casado con la seductora Marylou (Kristen Stewart). Sedientos de libertad, los tres jóvenes salen
rumbo al sur en busca de nuevos encuentros y de ellos mismos.

No logra su propósito

‘En la carretera’ presenta un nutrido grupo de estrellas en su reparto y ese hecho parece ser, irónicamente, uno de los obstáculos que el filme encuentra en su intento por convencer al espectador medio. Es así porque las estrellas protagonizan, en muchas ocasiones, meros cameos que no aportan notas significativas al argumento. Únicamente generan una innecesaria parada más en el viaje del protagonista hacia… ¿hacia qué?

Puede que Jack Kerouac dotara de gran contenido a su novela, que inspirara a miles y miles de lectores y generara el nacimiento de un movimiento social nuevo, pero la película de Walter Salles apenas llama la atención del espectador en un par de escenas.

El viaje de su protagonista, Sal (álter ego del propio Kerouac, que no pudo emplear los nombres reales de los personajes), carece de meta e incluso de punto de salida. Al final, puede resumirse en una serie de encuentros con su amigo y adorado Dean Moriarty (Neal Cassady en el mundo real) que siempre comienzan con una larga juerga.

Sal y Dean, entre juerga y juerga

Desenfreno sin meta

‘En la carretera’ habla de amistad, drogas, liberación sexual y la búsqueda del sentido de la existencia, pero el mensaje que pretenden transmitir guionista y director se mantiene bien escondido durante todo el metraje.

Sí, presenciamos alguna que otra reflexión sobre la vida, confrontaciones entre los principales personajes y también canciones que capturan el corazón de esa generación beat de la que forman parte los viajeros. Pero no encontramos ni inspiración, ni sabiduría y puede que ni siquiera emoción.

Quizás es mi estilo de vida o mi pragmatismo, pero ‘En la carretera’ no me dice nada. Sólo que la fotografía es reseñable, Garrett Hedlund tiene un gran porvenir por delante y Kristen Stewart, aunque se ha desmarcado totalmente de su sosísima y mojigata Bella, sigue sin convencerme como actriz. Kirsten Dunst se la come con patatas.

Familia de esperpentos (varios de ellos)

Nota: 4 / 10

Para recordar:

  • El descubrimiento como intérprete de calidad de Garrett Hedlund
  • Las voces de Hedlund y Riley.  
  • Que me haya quedo ganas de leer ‘En el camino’ para descubrir su verdadero potencial.

Para olvidar:

  • Que la convincente interpretación de Tom Sturridge pase desapercibida
  • Que la película pretenda ser, a veces, un melodrama romántico
  • Las inexplicables intervenciones de Viggo Mortensen y Amy Ryan.