Prisioneros‘ es uno de esos thrillers de ritmo pausado, giros en el guión y excelentes interpretaciones que cautivan a público y crítica por igual; y uno de los títulos que se encuentra en el limbo entre los trabajos oscarizables con seguridad y los que pueden tener alguna pequeña opción. Pero a pesar de que atrapa desde el minuto 1, le falta algo, o quizás le sobra, porque entre tanto personaje que va desvelando la investigación uno puede correr el riesgo de perderse, o lo que es peor, de adivinar prematuramente el desenlace. Aún así, el salto a Hollywood del canadiense Denis Villeneuve ha dado como resultado una película muy recomendable.

Jake Gyllenhaal y Hugh Jackman, duelo por tener la razón (y ser el mejor actor)

Prisioneros‘ (Prisoners). EE.UU. 2013.
Dirección:
Guión:
Reparto: , , , , , y .
En un barrio residencial desaparecen dos niñas de seis años, Anna y Joy. Hay un sospechoso, pero la policía carece de pruebas para retenerlo. El padre de una de las pequeñas decidirá entonces ocuparse
personalmente del asunto. 

‘Prisioneros’ arranca con el drama de dos familias que han perdido a sus hijas pequeñas, quienes desaparecieron de repente una mañana de invierno. La investigación policial da enseguida con un sospechoso, pero la falta de pruebas obliga a dejarle en libertad. Entonces, el padre de una de las niñas, a quien da vida un entregado Hugh Jackman, decide tomar la justicia en sus manos; mientras que el detective encargado del caso, un magnético Jake Gyllenhaal, prosigue con una investigación que deparará muchas sorpresas.

Dicho de otro modo, el filme de Villeneuve narra la historia mil veces vista de una niña que desaparece pero centrándose en dos tramas que convierten el guión en un thriller apasionante. Por un lado, tenemos la rabia y la desesperación del padre de la pequeña, que lleva el deseo de encontrar a su hija más lejos de lo moralmente aceptable. 

Hugh Jackman en su segunda mejor actuación después de ‘Los miserables’

Y por el otro nos encontramos con la clásica investigación policial que, en este caso, parece un enrevesado puzzle cuya solución, cuando se acierta, hace encajar todas las piezas.

Pero en esa combinación de las dos tramas el espectador puede perderse, o mejor dicho, desorientarse, y dudar por un momento de por dónde van los tiros. Además, no hallamos ninguna secuencia genial que permita situar este thriller por encima de otros títulos de temática y formato similar.

Melissa Leo y Paul Dano, tía y sospechoso

Un reparto magnífico

Únicamente el reparto, que de hecho ya ha recibido varios reconocimientos, permite que ‘Prisioneros’ destaque sobre el resto. Los héroes de la historia son Hugh Jackman y Jake Gyllenhaal, maravillosos ambos, pero la magnífica labor interpretativa no se reduce a ellos.

Viola Davis se deja la piel, como es su costumbre, en un personaje pequeño pero cargado de fuerza; con Terrence Howard sucede otro tanto; Maria Bello pasa más desapercibida pero aprovecha al máximo sus momentos de lucimiento personal; Paul Dano resulta enigmático y perturbador como es habitual en él; y Melissa Leo demuestra por qué tantos directores la tienen en cuenta para personajes breves pero relevantes.

Viola Davis y Terrence Howard, geniales

Al final, ‘Prisioneros’ es una buena película para aquellos que disfrutan con la intriga y saborean las buenas interpretaciones. Un thriller correctamente elaborado al que, sin embargo, le falta la garra necesaria para convertirse en un título imprescindible. Y sé que esta es una opinión muy personal que seguramente será cuestionada.

Nota: 7 / 10

Para recordar:

  • El reparto al completo. 
  • Que invite al espectador a jugar a unir las piezas del puzzle.

Para olvidar:

  • Demasiado extensa.