El protagonista de ‘Ted‘ es un osito de peluche malhablado. Un punto de partido llamativo para contar una historia que combina, precisamente, la ternura del peluche con la irreverencia del lenguaje deslenguado. Este es el salto al cine de Seth MacFarlane, creador de la serie ‘Padre de familia’, una película que, como no podía ser de otro modo, llega plagada de situaciones exageradas, diálogos desvergonzados, ningún tipo de pudor y numerosas referencias a la cultura pop. ‘Ted’ sonroja, entretiene, divierte y enternece, pero la sorpresa no es lo suyo y mucho menos el resultar imprevisible.

Mark Whalberg y Ted
Mark Wahlberg y Ted

Ted‘. 2012. Estados Unidos.
Dirección: Seth MacFarlane
Guión: Seth MacFarlane, Alec Sulkin y Wellesley Wild.
Reparto: Mark Wahlberg, Mila Kunis, Giovanni Ribisi, Joel McHale, Sam J. Jones y Seth MacFarlane (voz de Ted).
Cuando era niño, John Bennett (Mark Wahlberg) deseó con todo su ser que su adorado
osito de peluche cobrara vida, y así fue. 27 años más tarde, el hecho de que a John no parezca preocuparle su
futuro profesional y se pase la vida fumando porros con Ted
saca de quicio a Lori (Mila Kunis), la novia de John. Así que le da un ultimátum: o Ted se muda, o lo hace ella.

Tras haber visto el tráiler pensaba que ‘Ted’ iba a ser mucho más irreverente y cañera de lo que en realidad es. Por el contrario, no esperaba tanta ternura ni esa sensación que deja de tratarse de una película Disney disfrazada de comedia desvergonzada.

La historia que cuenta ‘Ted’ no es tanto la de un osito de peluche que un día cobra vida y se convierte en estrella, pero que acaba cayendo en el olvido y matando su tiempo de libre con marihuana y cine de los 80; como la de dos inseparables amigos cuya amistad peligra. Y corre peligro porque la relación entre ambos es tan íntima que no permite que uno de ellos, el de carne y hueso, avance en su relación con su novia.

Ted, de 'gamberrada'
Ted, de ‘gamberrada’

En otras palabras, esta es una película sobre la amistad. De ahí la presencia de momentos entrañables y también algunos un poco rompecorazones. Y, como en la mayoría de las comedias románticas, género al que pertenece, el argumento resulta previsible.

Pero, en realidad, la trama es lo que menos importa, ya que el valor de ‘Ted’ reside en sus diálogos y esas situaciones desvergonzadas, exageradas y muy, muy cómicas que procuran un rato bien divertido.

El trío protagonista

También en la curiosa relación que mantienen los dos protagonistas, John (Mark Wahlberg) y su osito de peluche. La complicidad entre ambos es innegable, y eso que sólo uno de ellos es una persona real. Si al trío le sumamos la presencia de Lori (Mila Kunis), el resultado es una familia atípica que resulta entrañable. Aunque a ese grupo habría que añadirle también a Sam J. Jones, héroe de los 80 gracias a su encarnación de Flash Gordon, y que en esta comedia tiene un papel casi tan relevante como el del propio Ted.

Las risas están garantizadas, el escandalizarse un poco, quizás también; el ritmo se mantiene ágil; y los intérpretes cumplen con sus pequeños pero correctos personajes. Además, los cameos dejarán a más de uno boquiabierto.

Nota: 6 / 10
Para recordar:
Seth MacFarlane pone la voz a Ted
Seth MacFarlane pone la voz a Ted
  • La premisa, que parodia tantos títulos infantiles: ¿y qué pasa cuándo ese juguete real se hace mayor? 
  • Ted: encantador, irónico y divertido. 
  • La elección de la música.
  • La canción contra el trueno.

Para olvidar:
Mila Kunis es Lori, la novia de John, el mejor amigo de Ted
Mila Kunis es Lori, la novia de John, el mejor amigo de Ted
  • La subtrama del trío romántico.