La idea es buena: combinar los giros argumentales y el romanticismo inolvidable de las historias de Jane Austen (‘Orgullo y prejuicio’, ‘Emma’…) con el humor y la tensión sexual de las rom-com del siglo XXI. Así surge En tierra de Jane Austen (estrenada directamente en DVD), la adaptación a la gran pantalla de una conocida novela, que sitúa a una mujer de nuestro presente en busca del amor en un entorno propio del siglo XIX. Y el resultado es predecible pero satisfactorio: una divertida comedia con triángulo amoroso y mucha química entre los protagonistas que resulta más que amena para pasar una tarde cualquiera.

La pasión que despiertan las novelas de Jane Austen es innegable pero la trama de ‘En tierra de Jane Austen’ la lleva hasta límites insospechados. Un parque temático ambientado en una antigua casa señorial, donde las visitantes podrán tocar el piano, bordar, conversar con elegancia y, sobre todo, iniciar su propio romance con un hombre que parece recién salido de la pluma de Austen, es lo que ofrece Austenland. Y lo que decide experimentar la protagonista de esta historia, una excesiva fan de las novelas de la escritora británica.

'En tierra de Jane Austen' (2013)

Así, tenemos el escenario y los protagonistas, que perfectamente podrían rivalizar con los de ‘Orgullo y prejuicio’ (Mr. Nobley es, de hecho, como bien señala nuestra heroína, el ‘Mr. Darcy de la casa’). Y que desprenden ese encanto que tanto interés despierta en nuestros días.

Sin embargo, esta no es una adaptación de otra novela de Jane Austen, sino una comedia romántica ‘made in Hollywood’, por lo que al combinado hay que añadir personajes caricaturescos, un triángulo amoroso con sus idas y venidas y, a poder ser, una escena en el aeropuerto. Pero la trama, a pesar de todos sus adornos, sigue siendo muy ‘austen’, lo que suele traducirse, y es el caso, en un romance convincente.

'En tierra de Jane Austen' (2013)

Como resultado, el filme de Jerusha Hess ofrece tanto el humor y el enredo propio de las rom-com actuales como el romanticismo de las novelas del siglo XIX. Además de una heroína simpática, un galán muy atractivo (muy Mr. Darcy, en realidad) y un acertado uso de la música que hace de la estancia en Austenland una experiencia algo más divertida.

Por otra parte, supone todo un homenaje a las infinitas adaptaciones de las novelas de Jane Austen que han ido visitando la gran pantalla, además de un nuevo ejemplo de esa moda fílmica de que ‘cualquier tiempo pasado fue mejor‘, e invita a reflexionar sobre una idea: ¿tanto hemos banalizado el romance que necesitamos viajar más de un siglo atrás para volver a sentir su fuerza?

'En tierra de Jane Austen' (2013)

Nota: 6 / 10

Para recordar:

El uso de la música

Keri Russell, convincente como heroína de comedia romántica. 

Que homenajee y parodie al mismo tiempo las historias de Miss Austen.

Para olvidar:

Que haya espectadores, como yo, a quienes Jennifer Coolidge nos resulte insoportable

Que se estrene directamente en DVD cuando existen auténticos bodrios del romance que sí pasan por la gran pantalla.