Vengadores. Endgame (2019) es el cierre que merecía la gran saga cinematográfica de Marvel. Así de sencillo. Y lo es por tres razones. Una, porque contiene las secuencias de acción más impresionantes de toda la franquicia. Dos, porque ofrece un gran homenaje a todos los fans y a sí misma con la recuperación de algunas de sus secuencias y personajes más icónicos. Y tres, porque cierra de manera magistral los arcos argumentales de sus dos héroes principales: Iron Man, con quien comenzó todo hace 11 años, y Capitán América, el pilar moral de la familia Vengadores. Además, tenemos ante nosotros una película espectacular, épica, emocionante y equilibrada. Un filme destinado a hacer historia.

Part of the journey is the end
(Parte del viaje es el final)
Tony Stark (Robert Downey Jr.)

Y así ha sido. Tuvo que pasar una segunda vez por la cartelera, con la excusa de varias escenas añadidas, pero al final alcanzó el hito que perseguía: adelantar a Avatar (2009) y convertirse en la película más taquillera de la historia.

Lo cierto es que Vengadores. Endgame merecía el puesto. Porque se trata de una saga que ha marcado un antes y un después en el cine de superhéroes, que ha creado un universo a su alrededor con mucho terreno aún por explorar, que se compone de 22 películas con algunas de las estrellas más fulgurantes de Hollywood, y que ha suscitado una descomunal expectación que no veíamos desde, quizá, La guerra de las galaxias.

La película de Anthony y Joe Russo tiene la capacidad de ponerte la piel de gallina, sobre cuando la disfrutas no tanto como una descomunal cinta de acción, ni como la buena secuela de otra buena película –Vengadores. Infinity War-. Sino cuando te sientas ante la pantalla consciente de que vas a presenciar un momento histórico, el final de una gran saga.

Desde este blog hemos vibrado con Iron Man, Capitán América, Thor, los Guardianes de la Galaxia, Ant-Man, Doctor Strange… y otros cuantos de los que, por unas u otras razones, no hemos llegado a escribir. Aunque también hemos sentido hartazgo y esa es, precisamente, otra razón por la que agradecemos este cierre, un punto y final que llega en el momento oportuno para los personajes que han sido el alma y la fuerza de esta gigantesca historia.

Vengadores Endgame

Prólogo, homenaje y espectáculo visual

Queríamos un final épico, a la altura de una franquicia tan ambiciosa, y nos lo han dado. Pedíamos acción, lágrimas, comedia, reencuentros y despedidas, y las hemos tenido. Pero lo mejor de todo es que, pese al riesgo de no estar a la altura -demasiadas expectativas-, Vengadores. Endgame ha dado en la diana a cerrar la saga homenajeándose a sí misma. Creo que a estas alturas no espoileo a nadie -¿quién no ha visto aún la película?- si hablo de… viajes en el tiempo.

Esta trama, sin duda la más interesante, ha permitido recuperar algunas de las secuencias más memorables de la saga, al tiempo que ha sentado las bases para un desenlace previsible pero no por ello menos emocionante. Sinceramente, he disfrutado como una enana con esta combinación de Vengadores, Terminator y Regreso al futuro. La versión más televisiva y noventera de la saga. Todo un acierto, en todos los niveles.

Pero antes de llegar a este entretenidísimo bloque, Vengadores.Endgame ha arrancado con un prólogo valiente y muy interesante: ¿qué pasa después de una catástrofe? ¿Cómo recomponen su vida quienes han sobrevivido?

La tercera parte de la película, bien diferenciada del resto, es la que todos esperábamos: la gran batalla final entre los Vengadores y Thanos, la macrosecuencia de acción y efectos visuales con la que Marvel ha pretendido dejar boquiabierto a todo el personal. La prueba sin duda la ha superado, aunque en mi caso ahí están los minutos que menos me han apasionado de la película.

Vengadores Endgame

Las mejores versiones de sí mismos

Otro de los peligros que corría una trama con dos decenas de personajes relevantes era que ninguno destacara lo suficiente. Sin embargo, en este caso al menos todos los Vengadores originales tienen su momento de lucimiento. Es más, las versiones de Thor y Hulk son, sin duda, las más carismáticas de toda la franquicia. Y los arcos argumentales de Iron Man y Capitán América se cierran de manera impecable. 

¿Es esta la mejor película de la saga Vengadores? No sabría decirlo, pero sí estoy convencida de que es una película para ver una y otra, y otra, y otra vez. Chapó.

Vengadores Endgame


Nota: 8 / 10

Para recordar:

Supone un cierre irreprochable a la saga.

Es menos previsible de lo que esperaba.

El nuevo Thor.

El nuevo Hulk.

La nostalgia de volver a algunos de los grandes momentos de la franquicia.

La escena final, de piel de gallina.

Para olvidar:

La foto de familia en que la que aparecen todos los personajes de la saga es un poco ridícula porque algunos de ellos lo hacen por primera vez en la película.

La intervención de la Capitana Marvel decepciona.