Si tuvieras que elegir, ¿cuáles serían tus películas preferidas de la década 2010-2019? ¿Cuáles las que más te emocionaron? ¿Y las que más te sorprendieron? Ahora que estamos a punto de cambiar la decena en la fecha, muchos se han animado a recordar las mejores películas de la década -aunque en realidad esta no empezó hasta 2011- y este blog quiere sumarse.

Pero elegir las que creo que son las mejores películas de la década, o las que más me gustaron, es complicado. Lo que opino hoy podría variar si volviera a ver alguna de las elegidas, porque la impresión que nos causa una película depende mucho del momento en el que la vemos. Así, me quedo con los 19 títulos que más alto he puntuado desde 2010. ¿Son también las mejores películas de la década para ti?

19. Cisne negro (2010), Darren Aronofsky

El thriller psicológico de Darren Arnofsky ha pasado y seguirá pasando a la historia por el merecidísimo Oscar a la mejor actriz de Natalie Portman. Pero esta inquietante historia sobre una bailarina de ballet y sus miedos es, además, una película atrevida y envolvente. En su día hablaba de que pedía un segundo visionado, cosa que nunca ocurrió, y es que no se trata de un filme sencillo de ver.

18. La isla mínima (2014), Alberto Rodríguez

La isla mínima

¿La consagración definitiva del cine español como ejemplo de suspense y tramas policíacas? Probablemente. Ganadora de 10 premios Goya, la película de Alberto Rodríguez genera una atmósfera tan asfixiante y presenta unos personajes tan complejos -grande Javier Gutiérrez en el papel con el que reiventó su carrera-, que te atrapa de principio a fin. Indispensable para todo amante del buen thriller.

17. 127 horas (2010), Danny Boyle

La historia real de supervivencia de Aron Ralston, atrapado durante 127 horas en la grieta de un cañón, vino a probar dos cosas: que James Franco puede ser un gran actor de drama, y que nadie como Danny Boyle para jugar con la música, los movimientos de cámara y las velocidades de reproducción. Una maravilla visual y sonora que se atreve a escarbar en la mente de un hombre al borde de la muerte. Nominada a 6 premios Oscar.

16. Origen (2010), Christopher Nolan

Origen, de Christopher Nolan

A los pocos días de estrenarse, Origen ya rozaba el 9 en IMDb. Casi una década más tarde, no se ha ido lejos. Con un 8 y pico, figura entre las 15 películas mejor valoradas del sitio. La expectación por la película de Christopher Nolan era alta, muy alta, y no defraudó ni una pizca. Ingeniosa y arriesgada, fue y es mejor ejemplo del arte de Nolan como cineasta. Y nos descubrió a Tom Hardy.

15. Drive (2011), Nicolas Winding Refn

Ryan Gosling en Drive

El espectáculo visual y sonoro que ofrece Drive es tan sexy que se convirtió en película de culto al instante. Ganadora del premio al mejor director en Cannes y último peldaño de Ryan Gosling hacia el estrellato, pasó de ser una de las más mencionadas en la temporada 2011-2012 a quedar prácticamente relegada al olvido. Porque no se trata de un filme para todos los públicos. Sin apenas diálogos, violenta, bella y magnética.

14. Rush (2013), Ron Howard

Rush

No necesitas ser aficionado a la Fórmula 1 para disfrutar con la épica, la emoción y el espíritu de competición que traspasan la pantalla en Rush. De ritmo trepidante y con un argumento apasionante, es una de esas películas que si la casualidad te lleva a ella, te quedarás hasta el final. Y mejora con el tiempo.

13. Nebraska (2013), Alexander Payne

Nebraska

Fue la gran perdedora de los premios Oscar 2014, al irse de vacío pese a sus 6 candidaturas. Y al quedar relegada al olvido pese a la originalidad de su planteamiento y la delicia de su puesta en escena. Una emotiva comedia familiar cargada de inteligencia y humor que provoca el curioso efecto de ponerse a hablar de ella y querer verla otra vez. Inolvidable el Woody de Bruce Dern.

12. Midnight in Paris (2010), Woody Allen

Midnight in Paris

La mejor promoción de Midnight in Paris fue no contar nada de ella. O contar muy poco. Si ves el tráiler, te darás cuenta de que no desvela su argumento. Y precisamente por eso la película es una gratísima sorpresa. Ganadora del Oscar al mejor guion original, la parada de Woody Allen en París es un cuento de hadas encantador, original, divertido… Una bonita película a la que siempre es un placer volver.

11. En tierra hostil (2008), Kathryn Bigelow

En tierra hostil

Llegué a ella sin conocer su argumento. Lo hice porque pisaba fuerte en la temporada de premios y, de hecho, acabó ganando 6 Oscars, incluidos mejor película y mejor dirección para Kathryn Bigelow -la primera mujer en conseguirlo-. Fue una de las sorpresas de 2010 y hoy sigue cautivando. Pocos filmes han capturado tan bien el peligro y la adrenalina de los soldados en una guerra.

10. Arrugas (2011), Ignacio Ferreras

Arrugas

Si todavía alguno creía que el cine de animación era para niños, la española Arrugas vino a demostrar que no, que con dibujos animados también se puede crear una película para adultos impactante y conmovedora. Un tierno homenaje a los mayores que se llevaría 2 merecidos premios Goya. Prepara pañuelos, porque con esta maravilla basada en el cómic de Paco Roca, te vas a quedar sin lágrimas.

9. La habitación (2015), Lenny Abrahamson

Brie Larson y Jacob Tremblay en La habitación

La cruel pero esperanzadora historia de Joy y su hijo sobrevivirá al paso del tiempo por dos razones fundamentales: impacta tanto que sigues pensando en ella varios días después, y Jacob Tremblay ofrece, probablemente, la mejor actuación infantil que hemos visto en mucho tiempo. Conmovedora y contenida, es uno de los dramas más cautivadores de la década.

8. Historia de un matrimonio (2019), Noah Baumbach

Historia de un matrimonio

El Kramer contra Kramer del siglo XXI, Historia de un matrimonio es un drama íntimo desgarrador tan bien contado e interpretado que te dan ganas de aplaudir al final de prácticamente cada escena. Es, también, la consolidación de Netflix como productora de cine de calidad, de Adam Driver como intérprete de primera línea, y de Scarlett Johansson como gran actriz. Lo mejor, su sutil sentido del humor.

7. Boyhood (2014), Richard Linklater

Boyhood

Boyhood (Momentos de un vida) es historia del cine. Ninguna película antes se había rodado durante un periodo 12 años con los mismos actores. Pero es que la obra maestra de Richard Linklater cuenta, precisamente, el paso de la niñez a la vida adulta que transcurre durante esos 12 años. Aunque en realidad va más lejos y retrata la vida misma, la vida real. De forma natural, sencilla, emotiva y con una Patricia Arquette -ganaría el Oscar- maravillosa.

6. El lobo de Wall Street (2013), Martin Scorsese

Leonardo DiCaprio en El Lobo de Wall Street

Arrolladora, brutal, divertida, rompedora… La película por la que Leonardo DiCaprio debería haberse llevado el Oscar -lo conseguiría dos años más tarde por El renacido– causó sorpresa y revuelo. No imaginábamos que a sus 71 años Scorsese desplegaría tanta energía. Pero lo hizo, y nos dejó un filme entretenidísimo y espectacular de los que piden ser vistos una, y dos, y tres, y tantas veces como te apetezca.

5. Spotlight (2015), Tom McCarthy

Spotlight de Tom McCarthy

La ganadora del Oscar a mejor película en 2016, Spotlight, es la película de periodistas definitiva. La investigación del Boston Globe sobre los abusos a menores consentidos por la Iglesia es la única trama que importa en este thriller apasionante, inteligente y trepidante. Si quieres saber cómo se hace buen periodismo y de paso engancharte a una historia real, no puedes perdértela.

4. La ciudad de las estrellas (La la land) (2016), Damien Chazelle

Ryan Gosling y Emma Stone en La La Land

Tanto si, al igual que yo, te enamoraste pasados solo 20 minutos, como si llegaste a aborrecerla de tanto oír hablar de ella, no puedes negar que La la land será una de las películas más recordadas de la década. Récord de nominaciones a los Oscar -14-, magistral lección de dirección de Damien Chazelle, envelopegate… Y, sobre todo, una experiencia romántica y musical inolvidable.

3. The artist (2011), Michel Hazanavicius

Quién iba a pensar que una cinta muda como las de antes, rodada en blanco y negro y formato 4:3, lo ganaría todo en 2011. Deslumbró en Cannes y ganó 5 Oscars, incluidos el de mejor película y mejor actor para un Jean Dujardin irresistible. Su bonita historia, su homenaje al cine, su banda sonora, un perro entrañable, la química entre los personajes… The artist es, sencillamente, magia.

2. Parásitos (2019), Bong Joon Ho

Parásitos

Lo que está consiguiendo Parásitos es inédito. Palma de Oro unánime en Cannes, premiada allí donde la ven, respaldada también por el público, firme aspirante a llevarse no solo el Oscar a mejor película internacional, sino también el de mejor película… La hazaña cobra más valor porque es cine surcoreano. Su brillante mezcla de géneros, sus personajes, su empleo del espacio… El filme de Bong Joon Ho es una obra maestra.

1. La red social (2010), David Fincher

La red social es, para mí, la mejor película de la década, y lo es por varias razones. En primer lugar, porque se trata de un thriller brillantísimo con tintes de tragedia shakesperiana y humor negro. En segundo, por su guion, su puesta en escena, sus actores, su música… Y en tercero, porque es la película que define la década, porque cuenta el origen de Facebook y porque lo utiliza como excusa para decirnos que por mucho que cambie el mundo seguiremos buscando lo mismo: no estar solos.

¿Las mejores películas de la década 2010-2019? Probablemente no, salvo excepciones, pero sí son las películas de los últimos 10 años que he visto y más me han gustado.