San Valentín, Día de los Enamorados. Para muchos es el momento de regalar una flor, preparar una cena romántica o enviar una postal con corazoncitos. Para otros, el día de enlistar los besos más apasionados del cine, las historias más románticas o las parejas con más química. Para mí, ni una cosa ni la otra. Este 14 de febrero de 2012 he decidido dedicarlo a esos personajes del celuloide que, de alguna manera, me han enamorado. Y no hablo únicamente de cosquillitas en el estómago -que, en algunos casos, sí las hay, pero, shh.. es un secreto-, sino sobre todo de ese magnetismo que traspasa la pantalla y te impide apartar la mirada. Se trata de personajes que me han conquistado y que, por tratarse de San Valentín, merecen esta tarjeta.

Benedicto (Kenneth Branagh), de ‘Mucho ruido y pocas nueces‘ 

Esta adaptación de la obra de William Shakespeare es quizás una de las películas que, cosas del azar, más veces he visto. Es, también, una de mis preferidas. Pero, en realidad, el hecho de que me guste tanto, aparte de su música, su historia y la mayoría de las interpretaciones, radica en una escena concreta: el monólogo de Benedicto cuando ‘descubre’ que Beatriz está enamorada de él. Kenneth Branagh, que, además de actuar, también dirige, borda el papel haciendo que cada palabra y cada gesto sea merecedor de un segundo visionado.

Capitán Jack Sparrow (Johnny Depp), en ‘Piratas del Caribe’

Johnny Depp está presente en las carpetas de las adolescentes desde hace dos décadas. Su rostro es, sin duda, uno de los más bellos, pero la belleza es lo de menos cuando se trata de su carismático Capitán Sparror. Ni en una sola escena en la que aparece -sobre todo en ‘La maldición de la Perla Negra’-, puedes apartar sus ojos de él.

Robert Downey Jr.

Ya sea dando vida a Iron Man, poniéndose en la piel de Sherlock Holmes o pronunciando un discurso al recibir un premio, Robert Downey Jr. tiene ese encanto y esa chulería que, ay, derrite a más de una.



Driver (Ryan Gosling), en ‘Drive’

Ryan Gosling es guapo, pero sobre todo actúa bien. En Drive‘, además, da vida a un personaje tan enigmático como atractivo que ha convertido a su compañera de reparto, Carey Mulligan, en una de las actrices más envidiadas del momento.

Jean Dujardin

Es el nuevo fenónemo en Hollywood, y, si los pronósticos se cumplen, el próximo ganador del Óscar al mejor actor. El francés Jean Dujardin apenas habla inglés -aunque se nota que está aprendiendo para el próximo 26 de febrero-, pero sabe cantar, bailar, y, sobre todo, hacer reír. Quien no se haya enamorado de su sonrisa, que levante la mano.