Es ella. Mary Poppins. Emily Blunt. La protagonista de El regreso de Mary Poppins, la secuela de la niñera más icónica del cine que veremos en diciembre de 2018, 54 años después del maravilloso clásico de Disney. Aún queda mucho para su estreno, pero esta primera imagen ya nos hace soñar con canciones inolvidables y un nuevo clásico en ciernes.

Rob Marshall, nominado a un Oscar por Chicago, dirige El regreso de Mary Poppins con guion de David Magee (otro candidato al Oscar, por Descubriendo Nunca Jamás y La vida de Pi), que adapta una de las historias surgidas de la pluma de P. L. Travers. La trama nos presentará a dos adultos Jane y Michael Banks (Emily Mortimer y Ben Whishaw) , los niños de la cinta de 1964, que una vez necesitan la ayuda de la famosa niñera.

Emily Blunt es Mary Poppins, Meryl Streep dará vida a su vida a su hermana Topsy (¿quién se apuesta algo a que consigue una nueva nominación al Oscar?) y Lin-Manuel Miranda será Jack, la nueva versión del personaje del desollinador.

De momento, el aspecto de la nueva Mary Poppins convence. Crucemos los dedos para que el resto siga así.