Es imposible seguir la temporada de premios que conduce a los Oscar 2020 sin hacer predicciones. Aún es pronto para vaticinar quién ganará un Oscar el próximo 9 de febrero, pero sí está bastante claro quién será nominado. Aunque, como siempre, en la lista final habrá incorporaciones y ausencias que causarán sorpresa. Eso es lo divertido de hacer predicciones sobre las nominaciones a los Oscar, que tanto pronto puedes hacer pleno como no dar ni una.

Antonio Banderas será nominado al Oscar

Convirtiéndose así en el tercer intérprete español en ser candidato, después de Javier Bardem y Penélope Cruz. La épica de su nominación reside en que Banderas fue el primero que pisó y triunfó en Hollywood, hace ya casi 30 años con Los reyes del mambo tocan canciones de amor (1992). Además, la hazaña le llegaría con el director al que le debe buena parte de su carrera, Pedro Almodóvar. El papel que Banderas interpreta en Dolor y gloria promete ser el más laureado de toda su filmografía.

De momento, ya ha conseguido el premio al mejor actor en Cannes y el galardón correspondiente en los Hollywood Film Awards. Y parte como favorito para el Goya.

Parásitos va a optar a varias estatuillas

La cinta del surcoreano Bong Joon-ho, elegida Palma de Oro en Cannes por unanimidad, es la favorita a llevarse el Oscar a mejor película de habla no inglesa. Pero no será el único. La nominación de Joon-ho como director parece asegurada, la de mejor película y mejor guion original también, y por efecto de arrastre Parásitos podría colarse asimismo en diseño de producción y fotografía. Toda una hazaña para el cine surcoreano, hasta ahora ausente en los Premios de la Academia. Aunque, en realidad, nada sorprendente si tenemos en cuenta que estamos ante una de las mejores películas del año

Joaquin Phoenix va a ganar el Oscar a mejor actor principal

Y su película, Joker, estará entre las nominadas a mejor filme. El estadounidense es un habitual de estos premios, aunque con una carrera de altibajos y polémicas. Sin embargo, nunca hasta ahora ha tenido la oportunidad auténtica de ganar un Oscar:

  • acumula 3 nominaciones, la Academia podría sentirse en deuda con él;
  • encarna a un villano carismático que, de hecho, ya ha ganado un Oscar (Heath Ledger por El caballero oscuro);
  • ha sufrido una transformación física para el papel;
  • la dualidad del personaje le va como anillo al dedo.

En contra, el Joker que no deja de ser un personaje de cómic, y uno que ya ha ganado un Oscar.

Y Renée Zellweger, el de mejor actriz principal

Sería el segundo Oscar de la actriz -el primero lo consiguió como secundaria por Cold Mountain-. Lo cierto es que no existe esa sensación de deuda con Zellweger como para reconocerla con 2 Oscars, pero, por un lado, lo de recibir la segunda estatuilla ha perdido su carácter extraordinario y, por el otro, a día de hoy Renée Zellweger es la única favorita en una categoría más floja que otros años.

Netflix será la estrella

Dos de las mejores películas del año pertenecen a Netflix. El irlandés, de Martin Scorsese, e Historia de un matrimonio, de Noah Baumbach. Una sobre un capo de la mafia y otra acerca de una pareja en crisis. O, como alguien dijo en Twitter, El Padrino y el Kramer contra Kramer del siglo XXI. El Oscar a mejor película se debatirá entre ambas. Y muchas de las otras estatuillas se repartirán entre las dos cintas.

La del 9 de febrero será una noche histórica para Netflix, la que reivindique su silla en la mesa del gran cine. Salvo que, como en la edición anterior, llegue una frontrunner de última hora y deje al gigante del streaming sin el Oscar con el que espera hacer historia. ¿Será 1917, de Sam Mendes, la nueva Green Book? ¿Se quedarán El irlandés e Historia de un matrimonio sin premio gordo como sucedió con Roma?

Jennifer Lopez, nominada como actriz

Como actriz de reparto por Estafadoras de Wall Street, película que también produce. Que Jennifer Lopez opte a un Oscar puede sorprender a algunos, pero lo cierto es que desde que se estrenó la película no ha dejado de comentarse su más que probable candidatura.

Hay que tener en cuenta que JLo fue actriz mucho antes de triunfar en la música. Su carrera se remonta a los 90, y aunque en ella no figuran ni grandes películas ni papeles memorables -salvo excepciones-, nunca ha dejado de actuar desde entonces. Hoy es más conocida por su faceta de diva de la música, pero eso no le supuso a Lady Gaga ningún impedimento para ser nominada por Ha nacido una estrella

Ni Érase una vez… cosechará el éxito esperado ni Tom Hanks será de nuevo nominado

Confieso que me encantaría ver a Leonardo DiCaprio candidato y a Brad Pitt ganar un Oscar por Érase una vez… en Hollywood, así como a Tom Hanks regresar al Dolby Theatre como candidato 19 años después de su última nominación –Náufrago-. Pero algo me dice que ni la película de Quentin Tarantino cosechará tantas candidaturas y premios como pronostican las quinielas -¿quién se acuerda ya de ella?-, ni Un amigo extraordinario colocará a Hanks entre los favoritos a ganar como mejor actor de reparto -la Academia lleva años ignorándole-.

Con cada nuevo anuncio de nominaciones se produce una gran ausencia: ¿será Brad Pitt la de este año? ¿Leo? ¿Tom Hanks?

Cualquier predicción sobre los Oscar 2020 viene a dejar claras tres cosas. Una, que el cine actual ya no puede entenderse sin Netflix. Dos, que los premios de Hollywood cada vez se limitan menos a Hollywood. Y tres, que la capacidad de sorpresa de los Oscar sigue existiendo.