La próxima noche de los Óscar promete ser una de las más emocionantes de los últimos años, ya que a falta de una semana cualquiera de estas tres películas, de acuerdo con los gurús, podría llevarse el premio de la Academia:Spotlight‘, ‘El renacido’ o ‘La gran apuesta. Además, todo apunta a que se batirán récords en el número de estatuillas consecutivas: el director de fotografía Emmanuel Lubezki aspira a la tercera, un hecho inédito en la categoría; mientras que Alejandro G. Iñárritu podría ser el tercer realizador de la historia en sumar dos consecutivas como mejor director. Por otra parte, la gala llega envuelta en polémica por la ausencia de nominados negros y la reacción de algunas estrellas (Spike Lee, Will Smith) de no acudir a la entrega en señal de protesta.

Pero a este lado del Atlántico la atención está puesta en el actor Leonardo DiCaprio y en ese Óscar al mejor actor que esta vez sí, pero sí que sí, va a ganar. Y por eso, queridos fans del intérprete, la noche del 28 de febrero apunta a histórica.

Pero vayamos por partes, ¿de dónde viene esa insistencia, sobre todo en este país, por recordar la presunta injusticia que supone que DiCaprio aún no haya ganado un Oscar? ¿Por qué los memes con el actor y su supuesta obsesión por la estatuilla inundan Internet cada nueva edición?

Actualizado: Leonardo DiCaprio ya tiene un Oscar

5 (ó 6) nominaciones; ningún Oscar

Lo cierto es que, echando mano de las estadísticas, Leonardo DiCaprio no es ni de lejos el actor peor tratado por la Academia. Peter O’Toole fue nominado 8 veces, todas como mejor actor principal, y nunca, nunca, ganó un Oscar (salvo el honorífico). Richard Burton se fue de vacío las 7 veces que fue candidato. Y Albert Finney y Arthur Kennedy, aspirantes ambos en 5 ocasiones, tampoco tuvieron suerte.

DiCaprio forma parte, de momento, de ese último grupo: 5 nominaciones y cero Oscars (en realidad tiene una sexta candidatura, como productor de ‘El lobo de Wall Street‘). Hoy no dudamos de que se trata de una cifra impresionante, pero la cuestión es que en 2011, cuando el ‘por qué Leo nunca ha ganado un Oscar’ comenzó a extenderse, el intérprete sólo había sido candidato 3 veces y en un intervalo de 13 años.

Por hacer una comparación, Bradley Cooper obtuvo el mismo número de candidaturas en sólo 3 años y nadie se lleva las manos a la cabeza porque no guarde un Oscar en su estantería (es más, figura como nominado 4 veces porque también fue aspirante como productor, por ‘La gran estafa americana’).

Muchas ausencias

A mi parecer, la controversia surge porque DiCaprio pudo aspirar a la preciada estatuilla en muchas más ocasiones de las que finalmente fueron.

Ha sido candidato por ‘¿A quién ama Gibert Grape?’, ‘El aviador’, ‘Diamante de sangre’, ‘El lobo de Wall Street’ y ‘El renacido’. Pero perfectamente podría haberlo sido también por ‘Revolutionary Road’, ‘Infiltrados’, ‘J. Edgar’, ‘Django desencadenado‘, ‘Shutter Island’ e incluso ‘Origen’ o ‘Titanic’ (la película más nominada de la historia y ninguna es para Leo).

http://alfredalfredalfred.tumblr.com/post/72080595309/a-picture-of-leonardo-di-caprio-crying-made-out

Trabaja para los mejores

También influye el hecho de que el intérprete haya trabajado con algunos de los directores más respetados de su generación: Martin Scorsese (1 Oscar), James Cameron (3 Oscars), Woody Allen (4 Oscars), Steven Spielberg (3 Oscars), Danny Boyle (1 Oscar), Ridley Scott, Quentin Tarantino (2 Oscars), Christopher Nolan (otro ignorado), Clint Eastwood (4 Oscars) o Alejandro G. Iñárritu (5 Oscars).

De hecho, podríamos elaborar una lista de los grandes directores de culto actuales con sólo echar un vistazo a la filmografía de DiCaprio (faltaría David Fincher, pero todo llegará).

Talento para el drama

Además, el californiano nos ha acostumbrado, desde prácticamente el inicio de su carrera, a papeles intensos, tormentosos, con destinos trágicos... papeles de esos, vaya, que los académicos aprecian y suelen votar. Menos si el actor se llama Leonardo DiCaprio, claro.

El origen de la obsesión

Con semejante bagaje, no extraña que en 2011 la publicación E! Online se preguntara por qué la Academia de Hollywood ignoraba el talento del actor. Lo hizo a través del artículo que según Know your Meme encendió la chispa de la polémica, Do Oscar voters really hate Leonardo DiCaprio?

A partir de ese momento, no han cesado las bromas sobre el Oscar que DiCaprio no tiene y presuntamente codicia. Imágenes sacadas de contexto e ingeniosos fotomontajes inundan la Red cada nueva edición de los premios Oscar, más cuando el actor aspira a un nuevo galardón y otra vez se va a casa con las manos vacías (ocurrió en 2014).

Este año incluso ha surgido un juego online para ayudar al intérprete a conseguir su ansiada estatuilla. Se llama Leo’s Red Carpet Rampage, es gratuito, divertido y adictivo. Puedes jugar aquí.



Las tornas han cambiado

Pero en este ocasión se percibe algo diferente. Por primera vez las apuestas apuntan al actor como favorito al premio de la Academia. Hasta ahora, ha logrado el Globo de Oro, el Critics’ Choice Award, el Screen Actors Guild Award (el primero de su carrera) y el Bafta (también el primero); es decir, DiCaprio se ha hecho con los cuatro galardones más importantes de la temporada gracias a su personaje en ‘El renacido’ (ver tráiler), por lo que el Oscar, teniendo en cuenta además que se trata de una deuda pendiente de saldar, lo tiene prácticamente asegurado.

En Madrid ya hay convocada una concentración esa misma noche para celebrarlo. Será en la plaza de Colón.

Lo que no está claro es cómo responderá Internet. ¿Surgirán nuevos memes sobre el trofeo por fin conseguido? ¿Se colapsará Twitter? ¿Buscaremos un nuevo objetivo para nuestras inocentes burlas? Cinco veces nominada al Oscar Amy Adams, pienso en ti.

De una otra forma, lo seguro es que Internet responderá. Y eso, queridos lectores, hará que una larga noche en vela merezca la pena. Porque el Oscar de Leo es el más esperado de la historia reciente de los Oscar.

Pero, espera… ¿y si no gana?