Después de ganar un Óscar por el guión de ‘Dioses y monstruos’ y estar a punto de repetir al año siguiente con el libreto de ‘Chicago’, Bill Condon se pasó del cine de calidad a la fantasía juvenil y hormonal con las dos últimas entregas de la saga Crepúsculo, que dirigió. Ahora parece haber recuperado la cordura y su siguiente filme como realizador podría cosecharle, además del aplauso de la crítica, unos cuantos premios. Se llama ‘The fifth estate (que se traduciría como el quinto poder [ejecutivo, legislativo y judicial son los tres primeros y el cuarto corresponde a los medios de comunicación]) y cuenta los primeros años de Julian Assange al frente de WikiLeaks.

La polémica que rodea al australiano podría frenar la carrera del filme en Estados Unidos, donde la justicia le considera un traidor, pero aquí seguro que arrasa en taquilla. Más cuando a Assange le da vida Benedict Cumberbatch, el hombre del año y uno de los intérpretes más interesantes de los últimos tiempos. Participan, también, Daniel Brühl, Laura Linney, Anthony Mackie, Carice van Houten y Stanley Tucci. Estreno en cines: otoño, a punto para la temporada de premios.

Fundadores de WikiLeaks

Así, tras un primer vistazo, apuestas actorales para los Óscar: Benedict Cumberbatch y Laura Linney.