Tres mujeres con carácter. Dos reales y una ficticia, pero las tres con vidas dignas de ser contadas en la gran pantalla. Tres mujeres y tres actrices que con estos trabajos podrían colarse en las listas de candidatas a los premios que vienen tras el verano. Tres películas, en definitiva, que en los últimos días han presentado sus respectivos tráilers.


1. ‘Lovelace’, de Rob Epstein y Jeffrey Friedman

Linda Lovelace fue un mito del cine porno gracias a la película ‘Garganta profunda, estrenada en 1972 y un gran éxito comercial a pesar del género al que pertenece. Más adelante, Lovelace pasó al bando contrario y dejó la pornografía para luchar contra ella y reivindicar los derechos de las mujeres. Además, denunció que su marido era quien la había empujado a realizar cine porno y también a prostituirse. Queda claro que la vida de esta actriz, fallecida en 2002, fue toda un novelón y, por lo tanto, material de película. ‘Lovelace‘ es el título del filme que dirigen Rob Epstein y Jeffrey Friedman y que protagoniza una Amanda Seyfried con posibilidades de nominación a algún premio gordo. Muy pocas, eso sí, ya que la película no está gustando. Su estreno en las salas españolas aún no está cerrado.

2. ‘Diana’, de

Naomi Watts protagoniza el esperado biopic sobre Lady Di, precisamente un año después de que muchos entendidos del celuloide se quedaran con ganas de verla alzar su primer Óscar por ‘Lo imposible’. Esta es, por tanto, su gran oportunidad para triunfar en los premios más mediáticos del cine. ‘Diana‘ cuenta los últimos dos años de la vida de la princesa de Gales a partir de un guión del casi desconocido y bajo la dirección del alemán . Su historia competirá en el tiempo con la de la otra princesa más recordada de la historia: Grace Kelly, a quien da vida Nicole Kidman. ‘Diana’ se estrena en cines a finales de año.

3. ‘Blue Jasmine’, de Woody Allen

Se rumorea que Woody Allen lo ha vuelto a hacer: crear una pequeña gran película. Se llama ‘Blue Jasmine‘ y tiene a Cate Blanchett como protagonista absoluta en la piel de una mujer de clase media-alta que, atenazada por una deuda, viaja a San Francisco para reencontrarse con su hermana. En Estados Unidos se estrena a finales de mes. Veremos entonces si la australiana tiene opciones de acariciar su segundo Óscar.