Kick-Ass 2‘ es un espectáculo de violencia brutal y sin cortes. Una película prohibida para los menores de edad cuya protagonista es, irónicamente, una niña de 15 años. No extraña que el actor Jim Carrey se negara a participar en la promoción de un filme que tiene más de macabro que de divertido. Ahora bien, teniendo en cuenta el material ante el que nos encontramos que, como digo, sólo es apto para adultos y específicamente para los que soportan bien las explosiones de sangre, la secuela de ‘Kick-Ass’ no es una mala película. Salvaje, cómica y épica. Provoca, atrapa y sorprende. Y te deja el cuerpo con ganas de más.

Esta secuela debería llamarse, sencillamente, ‘Hit-Girl’

Kick-Ass 2. Con un par‘. EE. UU. 2013.
Dirección: Jeff Wadlow
Guión: Jeff Wadlow, a partir del cómic de Mark Millar y John Romita Jr.
Reparto: , , , y Jim Carrey.
Hit Girl y Kick-Ass
intentan llevar la vida normal de dos adolescentes, hasta que Dave decide crear el primer equipo
de superhéroes. Cuando Hit Girl se retira, Dave se une a Justice Forever. Justo a tiempo para hacer frente a una banda de súpervillanos.

A pesar de que la sensación es buena, ‘Kick- Ass 2’ no supera a su predecesora. Aquella, dirigida por Matthew Vaughn, explotaba con acierto y gracia la figura del tímido adolescente que se convierte en un mediocre superhéroe y la anormal relación padre-hija de sus compañeros de aventuras. Esta, con Jeff Wadlow en la silla del director, mantiene la estética pero argumentalmente se centra más en las dificultades de Hit-Girl por pretender ser una chica normal que en el increíble hecho de que media ciudad se ha echado a la calle vestida con extravagantes trajes para hacer el bien.

Y con una trama que parodia el mundo de los superhéroes con muy mala leche, los problemas de una adolescente en el instituto carecen de interés. A pesar de ello, el personaje de Hit-Girl y la actriz Chloë Grace Moretz resultan lo suficientemente atractivos como para que su historia no entorpezca el disfrute.

El universo Kick-Ass también tiene su reunión de héroes: Justice Forever

Por lo demás, ‘Kick-Ass 2’ muestra más violencia y es más provocadora que su antecesora, y eso que, al parecer, ciertas escenas muy controvertidas del cómic que adapta se han suprimido. Pero toda su brutalidad se diluye en la simpatía que despiertan esos superhéroes vestidos con mallas de colores y los ‘súpervillanos’ tan estúpidos. El filme juega con los tópicos del género y se lo pasa en grande. 

Y nosotros también. Si nos dejamos llevar por la historia, procuramos olvidar los momentos escatológicos y adoramos la presencia de esta Hit-Girl que se come la pantalla con su carisma y su ternura (sí, una niña letal también puede generar ternura).

Superhéroe vs súpervillano

Nota: 6 / 10

Para recordar:

  • Hit-Girl.  
  • Jim Carrey y su coronel Barras y Estrellas. Lástima que sea breve. 
  • Que el argumento sea la evolución natural de la historia de la primera parte. 

Para olvidar:

  • Los superhéroes secundarios, desaprovechados. 
  • Que la intervención de Iain Glein (sir Jorah de ‘Juego de tronos’) sea tan breve.