Quién lo iba a decir. Que la película ambientada en los juguetes de Lego con decenas de cameos y uno de los tráilers menos atractivos que he visto en los últimos años iba a ser una verdadera delicia visual y argumental para niños y mayores no era de esperar. Al menos, no para mí, que me dispuse a ver la película de Phil Lord y Christopher Miller con el ánimo de quien mira por la ventaba a la espera de que pasen las horas. Es decir, sin ganas y con la mente en otra parte. Pero he ahí la sorpresa cuando la aventura de la figurita de Lego Emmet me capturó desde las primeras escenas y, con el desenlace a la vuelta de la esquina, comprobé que, además de amena y divertida, ‘La Lego película’ es todo un canto a la creatividad.

‘La Lego película’ es un filme de aventuras en toda regla. Cuenta la historia de Emmet, un trabajador de la construcción anodino y sin amigos que encuentra una reliquia que le convierte en el ‘especial’, es decir, el héroe destinado a cumplir la profecía y salvar el mundo. Para ello, contará con la ayuda del anciano Vetruvius, la rebelde Estilo Libre y… Batman. Además de un sinfín de personajes basados en minifiguras Lego y conocidos por todos: Superman, Wonder Woman, la Estatua de la Libertad, un astronauta de los 80, las Tortugas Ninja, Gandalf…

Emmet y sus nuevos amigos deberán hacer frente al malvado Mr Business y salvar el mundo que conocen. En el viaje encontrarán acción, romance, comentarios graciosos y un par de sorpresas que son las que convierten esta película en una pequeña joya del cine de animación.

La LEGO película

Porque en ‘La Lego película’, como en los Lego juegos, todo cuadra. Para empezar, no se me ocurre un argumento con más sentido que este, que fomenta la creatividad y el juego para una historia ambientada en la popular marca. Las piezas de Lego pueden servir para crear estructuras siguiendo unas normas, pero también, y esto es lo más importante tanto a nivel de entretenimiento como educativo, para inventar nuevas formas de la nada. Y eso es lo que quieren que hagamos los responsables de la película.

Que montemos, desmontemos, probemos y compartamos. Que conozcamos la verdadera diversión que entraña el juego.

La LEGO película

Por otra parte, ‘La Lego película’ muestra ingenio. Ingenio tanto en los diálogos, que provocan más de una carcajada, como en la utilización de personajes tan conocidos como Batman, Superman o Dumbledore. Asmismo, sigue un ritmo frenético que no deja hueco para el bostezo y la puesta en escena, digital, sorprende en el resultado.

Al final, el espectador, tanto sea niño como adulto, se ríe con los gags, disfruta con la historia y los personajes, tararea el ‘Everything is awesome‘ (imposible no hacerlo) y, lo más importante, sueña con el enorme mundo de posibilidades que entrañan las piezas de Lego. Publicidad más efectiva no podía tener la marca.

La LEGO película

Nota: 8 / 10

Para recordar:

El mensaje que anima a ser creativo.

Los superhéroes.

El ‘viaje’ sorpresa de la trama.

Para olvidar:

Vetruvius resulta cansino.